El príncipe del rap en Bel-Air


El tema de apertura y la presentación de la serie establecen la premisa de la serie: William "Will" Smith (Will Smith) es un chico de Filadelfia que tiene un altercado con una peligrosa pandilla de su barrio; su madre, temiendo por su seguridad, lo manda contra los deseos del joven a vivir con sus tíos ricos al barrio de Bel-Air en Los Ángeles con el propósito de evitar que el problema escale y a la vez para que tenga la oportunidad de tener una educación de primer nivel que ella, por carecer de recursos económicos, no puede darle.


Allí convive con su tío Philip Banks (James Avery) Abogado graduado en Princeton quien al principio de la serie hace parte del Bufete legal "Furth, Wynn & Meyer" y posteriormente será nombrado Juez; su tía Vivian (Janet Hubert-Whitten / Daphne Maxwell Reid), hermana menor de su madre. Al inicio de la serie ejerce su carrera como profesora universitaria para posteriormente abandonarla y dedicarse al hogar; sus cuatro primos: Hillary (Karyn Parsons), una chica materialista, obsesiva con las compras quien dice conocer y relacionarse con personas famosas del mundo de la música y la actuación; Carlton (Alfonso Ribeiro), de baja estatura, republicado obsesivo de ideales ultra conservadores, inicialmente rival de Will para luego convertirse, en el trascurso de la serie, en su hermano del alma , Ashley (Tatyana Ali) su pequeña prima a quien verá crecer a lo largo de los años y Nicky (Ross Bagley), además del mayordomo británico Geoffrey (Joseph Marcell).


La serie narra en forma de comedia las diferentes situaciones que se presentan en el choque que tiene Will (un muchacho pobre criado en las calles de Filadelfia al ritmo del rap y el baloncesto) con su nueva familia, quienes viven en un condominio rico y exclusivo de los Ángeles. Aunque tanto el Tío Phil como la tía Vivian tienen orígenes humildes, su posición económica les ha permitido criar a sus hijos en el lujo y la opulencia: Esto provocará constantes enfrentamientos y malos entendidos entre ellos y Will en cuanto a la forma de hablar, de vestirse o de comportarse en su nuevo entorno. Pronto Will aprenderá a asimilar el entorno y las ventajas de vivir en ese mundo privilegiado sin perder su esencia de "chico de barrio" y los Banks aprenderán a ver la vida con más espontaneidad y frescura gracias a las ocurrencias de Will.


El príncipe del rap en Bel-Air