Los Castores Cascarrabia | Serie animada del año 1997


Los Castores Cascarrabias


The Angry Beavers (Los Castores Cascarrabias, en Hispanoamérica y España) fue una serie animada creada por Mitch Schauer para el canal Nickelodeon en 1997. El programa debutó en 1997 después de los Kids' Choice Awards de 1997 y fue cancelada en medio de una controversia en el 2001 (con algunos episodios restantes sin transmitir). Fue creada por Mitch Schauer. La serie trataba de dos hermanos, Norbert y Daggett, dos pequeños y divertidos castores que dejan su hogar por primera vez para valerse por sí mismos en el bosque. Sus muchas aventuras hacen que ellos saquen su lado malo muy a menudo, por lo que lleva el nombre de Los Castores Cascarrabias. A pesar de ser una caricatura para niños, también agrada a adolescentes y adultos.

Aunque los castores son autosuficientes y viven en una versión caricaturesca del mundo de los adultos, ellos son como un par de niños. Siempre están buscando pasársela tranquila y divertirse. Su presa es un hogar de solteros y también su lugar de diversión, rodeados de muebles, música y películas de los 60 y 70.

Norb y Dag son imaginativos y aventureros, pero también inseguros de sí mismos. Se divierten mucho juntos, pero de igual manera se vuelven locos el uno al otro muy a menudo. Como hermanos, les encanta fastidiarse. Por ejemplo, Daggett tiene esa forma ruidosa de masticar, lo cual es como rasguños en un pizarrón para Norbert; Norb hace todo con mucha, mucha calma y armaría con mucho cuidado un juguete sólo para volver loco a Dag por tenerlo esperando para jugar con él. Su rivalidad como hermanos siempre los mantiene riñendo, muchas de las peleas son por espacio o por "lo que es mío y lo que es tuyo" pero al final siempre hacen las paces. Los castores tienen una curiosa tendencia a pronunciar incorrectamente ciertas palabras para darles un efecto gracioso. Aunque son castores de la misma familia, son muy distintos tanto físicamente como psicológicamente, lo que hace que siempre anden en problemas.





Visita todas las secciones que tenemos para ti en Metropolis 86 No repare en gastos