Venom: Carnage liberado

Es segunda película dentro del Universo Spider-Man de Sony


En 1996, un joven Cletus Kasady observa impotente cómo su amor, Frances Barrison, que tiene la capacidad de manipular el sonido, es trasladada del Hogar St. Estes para jóvenes no deseados al Instituto Ravencroft. En el camino, ella utiliza sus poderes de grito sónico para escapar y ataca al joven policía Patrick Mulligan. Éste dispara a Barrison en el ojo y sufre una herida en la oreja debido a su grito. Sin que lo sepa Mulligan, que cree que la ha matado, Barrison es llevada a las instalaciones, donde hay una celda preparada para controlar sus poderes.

En el presente, 18 meses después de la muerte de Carlton Drake, Mulligan, ahora detective, se pone en contacto con Eddie Brock para hablar con Kasady, un asesino en serie que se niega a hablar con nadie más que con Brock. Tras la visita, Venom, el simbionte de Eddie, es capaz de averiguar dónde ha escondido Kasady el cuerpo de las víctimas, lo que da a Brock un gran impulso a su carrera. Después, Brock es contactado por su ex-prometida Anne Weying, quien le dice que ahora está comprometida con el Dr. Dan Lewis, para disgusto de Venom.

Kasady, que fue declarado culpable de sus crímenes y posteriormente condenado a muerte por inyección letal, invita a Brock a la Prisión Estatal de San Quentin, donde Kasady está detenido en el corredor de la muerte, para asistir a su ejecución. Sin embargo, Venom es provocado para atacar a Kasady mediante insultos hacia Brock. Kasady muerde la mano de Brock, ingiriendo una pequeña parte del simbionte. De vuelta a casa, Venom, queriendo más libertad para comer gente malvada, tiene una fuerte discusión con Brock, tras lo cual se desprende de su cuerpo y se van por caminos diferentes.

Pero en medio de ello, la ejecución de Kasady sale terriblemente mal cuando un simbionte rojo emerge de su cuerpo y bloquea la inyección y después transforma a Kasady en una criatura simbiótica gigante con tentáculos rojos llamada Carnage, la cual comienza un violento motín por toda la prisión, liberando en el proceso a varios de los reos y matando a todos los guardias que se le cruzan en su camino, incluyendo al alcaide de la prisión, al que mata luego de adoptar la forma de un remolinó. Posteriormente, Kasady y Carnage llegan a una especia de acuerdo entre ambos, donde Carnage le propone que ayudará a Kasady a liberar a Barrison del hospital psiquiátrico Ravencroft, pero a cambio Kasady deberá ayudarlo a eliminar tanto a Brock como también a su simbionte padre, Venom. Tras el escape de prisión, Mulligan llama a Brock y le advierte de la situación, mientras que, ya en Ravencroft, Kasady libera a Barrison y luego viajan a su antiguo orfanato para incendiarlo.

Mulligan, que sospecha de Brock debido a sus interacciones con Kasady antes de la aparición de Carnage, lleva a Brock a la estación de policía. Por su parte, Brock se niega a responder a las preguntas de Mulligan y contacta con Weying para que actúe como su abogada. Cuando ella llega, Eddie le revela que Venom se ha separado de él y que necesita al simbionte para luchar juntos contra Carnage. Mientras Venom se abre paso por San Francisco saltando de cuerpo en cuerpo durante una fiesta de Halloween, hasta que finalmente, Weying lo encuentra y lo convence de que perdone a Brock, ya que lo necesita para detener a Carnage. Para ello, el simbionte se une a Weying y saca a Brock de la estación de policía, pero antes de unirse nuevamente a Brock como acordaron, el mismo Venom le pide a través de Weying que Brock se disculpe primero con el simbionte por todos los insultos que le dijo previamente, por lo que Eddie finalmente se disculpa con este y admite que se comportó como un completo tonto con el simbionte, por lo que ambos hacen las paces y se unen de nuevo.

Kasady toma como rehén a Mulligan y Barrison captura a Weying tras no encontrar a Brock. Barrison le da a Lewis información sobre el paradero de Weying, y éste se la da a Brock. Kasady y Barrison planean casarse en una catedral, donde aparece Venom y lucha contra Carnage. Barrison aparentemente mata a Mulligan colgándolo de una cadena. Venom aguanta contra su engendro, pero finalmente es dominado brutalmente por Carnage y éste decide matar a Weying en lo alto de la catedral. Venom consigue rescatar a Weying a tiempo y provoca que Barrison vuelva a usar sus poderes. Su explosión sónica hace que ambos simbiontes se separen de sus anfitriones mientras la catedral se derrumba y la caída de una campana mata a Barrison. Venom logra salvar a Brock uniéndose a él antes del impacto. Carnage intenta unirse de nuevo a Kasady, pero Venom devora al simbionte. Kasady afirma que sólo quería ser amigo de Brock, pero Venom le arranca la cabeza a Kasady, aparentemente matándolo. Mientras Brock, Venom, Weying y Lewis escapan, los ojos de un Mulligan aún vivo brillan en azul mientras exclama la palabra "monstruos", indicando que este pudo ser infectado por un simbionte que Carnage le habría dejado. Un tiempo después, Brock y Venom deciden tomarse unas vacaciones mientras reflexionan sobre cuáles serán sus próximos pasos.

En una escena a mitad de créditos, una noche mientras Eddie y Venom están viendo la telenovela Acorralada, Venom le menciona a Brock de que los simbiontes poseen un amplio conocimiento de otros universos y que con el paso de los siglos dicho conocimiento pueden pasárselo a su anfitrión si lo desean y espera enseñarle una pequeña parte de este conocimiento a Eddie, pero también le advierte que no puede enseñárselo todo completamente, ya que de lo contrario el cerebro humano de Brock no lo podría asimilar completamente y podría llegar a ser muy peligroso, pero antes de que Venom pueda comenzar a mostrarle lo que sabe, ambos son sorprendidos por una luz cegadora y la habitación empieza a sacudirse. En la televisión se muestra a J. Jonah Jameson hablando sobre la identidad revelada de Spider-Man como Peter Parker en la televisión.