Akira | Pelicula de anime del año de 1988


Akira


En el año 2019, han pasado 31 años desde que una explosión que destruyó por completo la ciudad de Tokio dio pie al inicio de la Tercera Guerra Mundial en 1988; posteriormente la ciudad fue reconstruida y rebautizada como Neo-Tokio.


Shotaro Kaneda sale junto con su pandilla de motociclistas bōsōzoku, llamada Las Cápsulas, a pelear contra una pandilla rival conocida como Los Payasos. Sin embargo, el mejor amigo de Kaneda, Tetsuo Shima, sufre un accidente cuando choca su motocicleta contra Takashi, un niño esper que fue liberado de un laboratorio secreto del gobierno por una organización revolucionaria clandestina disidente. Takashi es capturado por soldados armados, Tetsuo es hospitalizado y la policía arresta a Kaneda y a su pandilla. Durante el interrogatorio de la policía, Kaneda se encuentra con Kei, una joven miembro del un grupo revolucionario disidente por quien de inmediato se siente atraído, por lo que finge que ella es parte de su banda para que la pongan en libertad junto con los demás miembros.


Tras usarlo como sujeto de algunos experimentos, el Coronel Shikishima y el Doctor Onishi descubren que Tetsuo poseía un potencial latente comparable al de Akira, un niño esper que causó la destrucción de Tokio 31 años atrás cuando sus poderes se salieron de control, provocando la Tercera Guerra Mundial. Kiyoko, otra niña esper, tiene visiones de la futura destrucción de Neo-Tokio, por lo que el Coronel ordena al Doctor Onishi que mate a Tetsuo en caso de que los poderes que le han otorgado se salgan de control. Mientras tanto, Tetsuo logra huir del hospital y reunirse con su novia Kaori. Ambos deciden escapar de Neo-Tokio robando la moto de Kaneda, sin embargo son atrapados por los Payasos y posteriormente rescatados por Kaneda y su pandilla. Debido a las secuelas de los experimentos la personalidad de Tetsuo se ha vuelto más volátil y en un ataque de furia reconoce ante Kaneda, quien lo ve como a un hermano, que siempre lo ha odiado por sentir su presencia y fuerza lo opacan ante el resto; tras esto empieza a sufrir fuertes dolores de cabeza, la policía aparece de la nada junto con el Doctor Onishi y lo llevan de vuelta al hospital.


Más tarde, Kaneda salva a Kei de ser atacada por fuerzas del orden. Kei lleva a Kaneda al centro de operaciones de los rebeldes. Estos pretenden secuestrar a Tetsuo y después de escuchar el plan, Kaneda decide cooperar con ellos. Mientras tanto, Takashi, Kiyoko y Masaru — otro niño esper — intentan matar a Tetsuo infructuosamente. Tetsuo reacciona con increíble violencia destruyendo el hospital y matando a varios guardias en su locura por vengarse de los espers. Kaneda, Kei, y el Coronel intentan detener a Tetsuo, pero todos sus esfuerzos son en vano. Tetsuo descubre que después de la explosión de la ciudad, las partes del cuerpo de Akira que lograron recuperarse fueron diseccionadas separadas y almacenadas en estado criogénico en un depósito subterráneo ubicado en el nuevo estadio olímpico de la vieja ciudad de Tokio. Después de esto, Tetsuo huye de la escena.


Tetsuo llega al bar club de la pandilla de Kaneda y mata al bartender y a su amigo Yamagata. Kaneda y Kei son atrapados y encerrados por la policía. Kiyoko utiliza a Kei como médium y le explica a Kaneda que Tetsuo debe de ser detenido, los libera de su celda y Takashi se lleva a Kei para pelear con Tetsuo. El coronel Shikishima realiza un golpe de Estado, arresta a los miembros del gobierno y ordena la ley marcial sobre Neo-Tokio. Tetsuo desata el caos en la ciudad a medida que se hace camino al estadio olímpico de Neo-Tokio, causando la muerte de muchas personas. Después de enterarse sobre la muerte de Yamagata a través de su amigo Kaisuke, quien presenció el suceso, Kaneda persigue a Tetsuo hacia el estadio para vengarlo. Tetsuo se abre paso y logra entrar al almacén donde se encuentra el contenedor criogénico de Akira. Kei intenta evitar que se acerque, pero es derrotada. Tetsuo logra sacar de la tierra el contenedor criogénico y lo abre: pero descubre que los restos de Akira han sido diseccionado en varias partes cada una de ellas enfrascadas para realizar experimentos científicos.


Kaneda pelea con Tetsuo utilizando un arma láser experimental, mientras que el coronel utiliza un láser satélite para matar a Tetsuo. Sus intentos de matarlo fracasan, pero en el combate, Tetsuo pierde un brazo. Tetsuo destruye el arma satélite orbital en la atmósfera y crea un brazo artificial y estudia los restos de Akira. Cuando Kaori llega, los poderes psicoquinéticos de Tetsuo le causan un inmenso dolor. El coronel explica que las drogas para la migraña que se le daban a los esper se le aplicaban a Tetsuo para atrofiar la evolución de sus incontrolables poderes psíquicos. Tetsuo casi mata al coronel, pero es rescatado por Kaneda. Incapaz de controlar sus poderes, Tetsuo se transforma en una masa gigante, engullendo a Kaneda y matando a Kaori.


Los espers despiertan a Akira, que había crecido más allá de la exigencia de una forma biológica coherente y se reúne con sus amigos. Usando sus poderes psíquicos, Akira crea una esfera de luz para contener dentro de ella a Tetsuo. Mientras Akira enfrenta a Tetsuo, los espers se apresuran para teletransportar al coronel a un lugar seguro y Takashi salta hacia la esfera de luz para rescatar a Kaneda. Los otros espers se unen con Takashi, advirtiendo que los tres tendrán que sacrificarse para salvar a Kaneda y convencidos de que tal vez no serían capaces de volver. Kaneda es testigo de los recuerdos de Tetsuo y de los espers, de lo mucho que Tetsuo confiaba en Kaneda y la forma en que los espers eran estudiados por el gobierno antes de la destrucción de Tokio.


Los espers logran sacar a Kaneda de la destrucción y le dicen que Akira se llevará a Tetsuo a un lugar seguro. Kiyoko implica que Kei está desarrollando sus propios poderes psíquicos y esto se confirma cuando Kei llama a Kaneda telepáticamente. Los poderes psíquicos de Akira destruyen buena parte de Neo-Tokio, creando un cráter que es cubierto por el océano y el Doctor Onishi muere dentro de su laboratorio cuando este se destruye. Kaneda despierta y descubre que Kei y Kaisuke han sobrevivido y juntos conducen con destino al interior de la ciudad. El coronel sale del túnel al que fue transportado y observa el amanecer sobre la ciudad destruida. Tetsuo entra en control total de sus poderes haciendo explosión en otra dimensión, diciendo las palabras: "Yo soy Tetsuo".


peliculas

Animes

caricaturas

Episodios y Peliculas