Dos hombres y medio

Comienza con la llegada de Alan y Jake a la casa de Charlie, tras el divorcio de Alan con su esposa Judith. Lo que se supone sería una estancia de sólo una semana, se convierte en una convivencia permanente. Esto permitirá que Charlie y su sobrino construyan una buena relación entre ellos. Más adelante (al finalizar la octava temporada), Charlie muere tras caer en un riel de trenes y su casa es puesta en venta por deudas de juego y demás. Mientras que Alan y su hijo están tristes por la pérdida de su hermano y tío respectivamente, el magnate de la informática Walden Schmidt compra la casa. Walden habla con Alan y le pide que se quede a vivir con él, porque no está acostumbrado a vivir solo; de pequeño vivía con sus padres y más adelante se mudó a vivir con su mujer, de la que se divorció recientemente. Así es como Alan y Jake se quedan a vivir con Walden.


Dos hombres y medio