Kalimán

Kaliman es el séptimo hombre de la dinastía de la diosa Kali. Es un hombre justo que dedica su vida en cuerpo y alma a combatir las fuerzas del mal, siempre acompañado de un niño egipcio, descendiente de faraones, llamado Solin.

Las aventuras del personaje, en su afán de justicia, lo han llevado a recorrer diversas regiones del planeta, tanto en historieta como en radio, enfrentando una infinidad de peligros y desventuras, que se ubican a medio camino entre lugares y hechos inspirados en hechos y lugares reales y de ficción.

Kalimán ha debido hacer frente a organizaciones criminales del hampa, especializadas en el tráfico de drogas y armas, personajes místicos, extraterrestres, asesinos a sueldo, nazis e incluso seres de ultratumba como vampiros, muertos vivientes y licántropos.

En todas ellas, se ha hecho acompañar de un niño egipcio llamado Solin, un pequeño discípulo que admira la nobleza e inteligencia de Kaliman. Compañero de viaje, a quien conocería en su primera aventura, será el único personaje de soporte consistente en las historias, ya sea como ayuda (o estorbo), pero principalmente como sujeto de preocupación de Kaliman, al meterse en varios embrollos durante el desarrollo de las tramas, sea por su inocencia, su innata curiosidad o por su cercanía con el protagonista.


Kalimán