Popeye e hijo

La serie trata sobre la eterna enemistad que hay entre Popeye y Brutus, pero esta vez centrada en sus hijos adolescentes, Junior (hijo de Popeye y Olivia) y Tanque (hijo de Brutus). Estos dos jóvenes se la pasaran divirtiéndose con sus amigos, a la vez que rivalizan entre sí.

Tras largas luchas por el amor de Oliva, Popeye logra por fin formar pareja conyugal con ella, mientras Bluto ahora está casado con una mujer llamada Lizzie. Ambas parejas viven en diferentes distritos de una Ciudad Costera llamada Dulce Cielo (Sweet Haven en inglés).

10 años después, las rivalidades entre la familia Popeye y la familia Bluto, se ven reflejadas en nuevas generaciones, con Junior, el hijo de Popeye y Oliva, y sus confrontaciones con Tanque, el hijo de Bluto y Lizzie. En estas, Junior es un chico que aprecia el patinaje y el surf, pero que a diferencia de su padre, no es muy fan de las espinacas aunque las consume cuando es necesario, y adquiere la misma súper fuerza de su padre cuando las consume. También está su némesis, Tanque quien es el bravucón del lugar y siempre busca motivos para causar problemas y su padre se los solapa hasta cierto punto cuando estos, terminan volviéndose en su contra.

La mayoría de episodios, muestran a Junior junto a sus amigos Woody, Dee Dee y Polly compartiendo aventuras, y en ocasiones evitando los problemas causados por Tanque y sus dos compañeros Rad y Puggy. En apariciones esporádicas aparecen también Wellington Wimpy "el fan de las Hamburguesas", como dueño de la Hamburguesería Local, su sobrino Francis "exclusivo de la serie" quien le ayuda a su tío con el negocio y también es amigo de Junior y su grupo, y Eugene el Jeep como la mascota de la Familia Popeye.


Popeye e hijo