El Grinch

Dentro de un copo de nieve se encuentra el pueblo de Villaquién, cuyos habitantes, los Quién, hacen frenéticos preparativos para las fiestas navideñas, que celebran con felicidad y alegría, excepto El Grinch, un ser verde, peludo y amargado con un corazón muy diminuto de lo normal, que detesta la Navidad y a los Quién y vive solo en una cueva en lo alto de una montaña al norte de Villaquién junto con su perro Max. Todos los Quién le temen y no quieren saber nada de él. La pequeña Cindy Lou (Taylor Momsen) cree que todo el mundo está olvidando el verdadero sentido de la Navidad al preocuparse demasiado por los regalos, decoraciones y celebraciones y poco por las relaciones personales. Tras encontrarse con El Grinch en la oficina de correos, se interesa por su historia y descubre que tiene un pasado trágico luego que El Grinch la salvase.

Cindy se entera de que El Grinch llegó a Villaquién una Nochebuena cuando era un bebé y fue adoptado por dos mujeres ancianas. Aunque era algo travieso e inquieto cuando era niño, no era tan cruel y egoísta como se volvió después; era más bien tímido y le gustaba Martha May, una de las niñas más guapas de la escuela. El abusón Agustus May Quién, al darse cuenta de que a Martha parecía gustarle más El Grinch que él, comenzó a burlarse de él por su aspecto. Un día, cuando se celebraba la Navidad, el pequeño Grinch, pensando en cómo aprovechar la ocasión para demostrarle a Martha May que le gustaba, le hizo como regalo un ángel navideño; pero luego, en un intento de mejorar su aspecto, intenta afeitarse, haciéndose numerosos cortes en el rostro. Al ver las heridas en su cara, todos sus compañeros (excepto Martha) se rieron de él, y El Grinch, enfurecido, declaró su odio a la Navidad y escapó a vivir a lo alto de la montaña.

El Grinch, película