La Navidad de Charlie Brown

Aunque quedan pocos días para Navidad, y a pesar de los regalos y las decoraciones, Charlie Brown se siente deprimido. Al hablar con Lucy sobre su problema, ella decide animarlo nombrándolo director de la obra de teatro navideña que harán en la escuela. En el camino al auditorio de la escuela, Charlie se deprime aún más al notar que incluso Snoopy y Sally ven la Navidad solo como una oportunidad para el consumismo.

Al llegar al ensayo de la obra, Charlie Brown no logra controlar a los actores, quienes prefieren modernizar la obra de teatro agregando música y bailes. Charlie decide centrarse en los aspectos tradicionales de la festividad, por lo que en compañía de Linus va a comprar un árbol de Navidad. Aunque Lucy le dice que escoja un árbol artificial, Charlie opta por un pequeño y raquítico pino, el único árbol real que había en la tienda. Linus se muestra inseguro ante la decisión de su amigo, pero Charlie Brown le dice que con la decoración correcta el pino se verá mejor.

Cuando regresa a la escuela con el árbol todos los niños se ríen de Charlie Brown, criticando su decisión. Ante esto, él comienza a dudar sobre el verdadero significado de la Navidad. Linus se da cuenta de sus dudas y recita unos versículos del segundo capítulo del Evangelio de Lucas, en el que se narra cómo un ángel le informa a unos pastores sobre el nacimiento de Cristo.


La Navidad de Charlie Brown