Los fantasmas contraatacan

Francis Xavier Cross (Bill Murray) es un importante ejecutivo de televisión cuyo único objetivo es conseguir la máxima audiencia de su cadena (la IBC) a cualquier precio. Pero su gran éxito y riqueza los ha conseguido gracias a su detestable personalidad: engaña cuanto puede, solo guarda las formas ante personas más poderosas o que a él le interesan… Es insensible y sarcásticamente cruel, y no duda en despedir a uno de sus empleados, Eliot Loudermilk (Bobcat Goldthwait), el día de Nochebuena, solo por criticar tímidamente el anuncio propuesto por Frank de su mayor éxito en la televisión, una representación en directo de la conocida obra “Cuento de Navidad” de Charles Dickens; además de ignorar a su hermano James (John Murray) y hacer trabajar demasiado a su asistente, Grace Cooley (Alfre Woodard), una pobre mujer que con su sueldo tiene que mantener a toda su familia, incluido su hijo pequeño que es incapaz de hablar.

Pero todo cambia cuando recibe la visita de su amigo y anterior jefe, Lew Hayward (John Forsythe), con la particularidad de que lleva 7 años muerto. Lew le advierte que debe cambiar de forma de ser o de lo contrario le ocurrirá como a él, acabará muriendo de forma inesperada. Frank inicialmente no le cree, creyendo que está sufriendo una alucinación, pero al día siguiente empiezan a suceder cosas extrañas, muy similares a las que le ocurren al famoso Ebenezer Scrooge en la historia que la cadena de televisión está produciendo…

Los fantasmas contraatacan - Película