Mi pobre angelito

Kevin es un niño de 8 años que vive junto a su familia en Chicago. La película comienza con una cena en la víspera de un viaje que se pensaba realizar para celebrar la Navidad en Francia. Mientras la familia estaba enfocada en los preparativos del viaje y de la cena, sus movimientos son monitoreados por el delincuente Harry (Joe Pesci), quien había logrado entrar a la casa con un disfraz de policía. En otro plano, Kevin interrumpe una reunión de sus hermanos Buzz (Devin Ratray) y Jeff (Michael C. Maronna) con sus primos, aunque finalmente lo hacen participar. Allí intentan influenciarle miedo, contándoles historias sobre "El Hombre de la Sal" (Roberts Blossom), un anciano que dedica su tiempo a limpiar la nieve de las veredas por las noches y sobre el cual inventan historias sobre cómo asesinó a su familia. Durante la cena, Kevin debe soportar las burlas de su hermano mayor Buzz, el maltrato de su aborrecible tío Frank, y un castigo de parte de su madre Kate al causar un desastre en la cena. Estas situaciones son motivos suficientes para que Kevin estalle deseando vivir solo y sea arrumbado a un rincón de la casa donde está fuera de contacto con la familia. Su deseo finalmente se cumple la mañana siguiente, cuando comienzan los preparativos para el viaje.

Sin darse cuenta, Kevin es olvidado por error en su casa en el apuro que generó en su familia el hecho de levantarse tarde e ir a tomar el avión rumbo a París rápidamente. Durante la llegada del transporte del aeropuerto, un niño vecino se acerca a curiosear entre las pertenencias de los McCallister, lo que provoca que en el conteo de los integrantes de la familia, sea accidentalmente incluido, creyendo que se trataba de Kevin. La familia McCallister solo se da cuenta de su ausencia cuando ya habían arribado a París, por lo que intentan buscar una forma rápida de poder volver a casa, sin embargo se encuentran con que no hay vuelos disponibles a Chicago en corto plazo. 

mi pobre angelito, película