Milagro en la Calle 34

La tienda Cole's como todos los años prepara su participación en el desfile del Día de acción de gracias representando a Santa Claus guiando su trineo. Sin embargo, el encargado de representarlo es un hombre vulgar y pervertido tan ebrio que no es capaz de mantenerse en pie y acaba inconsciente en el suelo como consecuencia. Dorey (Elizabeth Perkins), directora de eventos especiales, lo despide y debe encontrar un reemplazo de inmediato, por lo que habla con un anciano a quien vio reprender al Santa borracho e interpretar de forma impresionante el papel por lo que le pide tomar el relevo.

El anciano, que afirma llamarse Kris Kringle (Richard Attenborough), lo hace tan bien durante el desfile que es contratado inmediatamente como el Santa principal de Cole's para el período de fiestas navideñas. Este solo pone dos condiciones; la primera es que solo podrá trabajar hasta la víspera de Navidad, explicando que debe trabajar en Nochebuena, y la segunda es que se le permita usar su propio traje, el cual resulta ser una fina pieza de artesanía textil hecho con finas telas y botones de metales preciosos. Su popularidad y encanto es tal que todos los niños en New York desean visitarlo y comienzan a creer que es el verdadero Santa, con la excepción de Susan (Mara Wilson), la hija de seis años de Dorey, quien la ha educado para ser realista y pragmática. El novio de Dorey, Brian Bedford (Dylan McDermott), un exitoso abogado, hace todo lo posible para convencer a Susan para que crea en Santa.

Milagro en la Calle 34 - Película