Pastorela

El agente judicial Jesús Juárez "Chucho" vive con su hija Magdalena en el barrio de San Miguel de Nenepilco, en la Ciudad de México, y anualmente interpreta el papel del diablo en la pastorela parroquial organizada por el padre Benito. Sin embargo, cuando el subprocurador es asesinado, Chucho tiene mucho trabajo y no se entera de que el padre Benito falleció, a causa de un infarto mientras tenía relaciones sexuales con una de las monjas, y de que el nuevo sacerdote, Edmundo Posadas, ha decidido no incluirlo en la pastorela, ya que faltó a la junta; en su lugar, otorgó el papel a Vulmaro, el compadre de Chucho. Después de años de interpretar al diablo, Chucho no está dispuesto a dejar ir "su" papel así como así, por lo que tendrá que enfrentarse en una clásica lucha del bien contra el mal para reclamar su parte en la festividad.

Pastorela -  Película mexicana