Una Navidad Muy Prendida

En el pueblo ficticio de Cloverdale, Massachusetts, el optometrista y autoproclamado experto en Navidad, Steve Finch (Matthew Broderick) quiere que su familia tenga una gran Navidad, llena de tradiciones como el uso de un calendario de Adviento, hacerse fotos de Navidad con jerseys a juego y comprar un gran árbol.

En mitad de la noche del 1 de diciembre, unos nuevos vecinos se mudan al otro lado de la calle: el vendedor de coches e ingeniero eléctrico Buddy Hall (Danny DeVito) y su esposa Tia, a quienes Steve y su mujer Kelly conocen a la mañana siguiente. Ese mismo día, Kelly, su hija Madison y su hijo Carter van a la casa de los Hall, donde conocen a las gemelas adolescentes de los Hall, Ashley y Emily. Tia y Kelly se hacen inmediatamente amigas, al igual que Ashley, Emily y Madison.

Buddy va a trabajar como vendedor de coches usados, donde consigue vender un coche al dueño del concesionario, lo que le da un ascenso. Esa noche, Buddy se queja a Tia de que, aunque puede vender cualquier cosa, se aburre fácilmente. Tras descubrir que el barrio se puede ver en fotos de satélite a través de un sitio web llamado MyEarth, pero que su casa no es visible, Buddy decide hacerla visible utilizando luces de Navidad. A medida que su exhibición se hace más grande, incluyendo animales vivos, hace que Buddy sea conocido en la ciudad, enfadando a Steve y amenazando su posición como el "chico de la Navidad".

Una Navidad Muy Prendida - Película