Black Adam


En 2600 a. C., el tiránico rey de Kahndaq, Ahk-Ton, creó la Corona de Sabbac, conocida por otorgar gran poder a quien la lleva. Después de intentar organizar una revuelta, un joven esclavo recibe el poder de Shazam, transformándolo en el heroico campeón de Kahndaq Teth-Adam; mata a Ahk-Ton y termina su reinado.

En la actualidad, Khandaq está oprimido por la Intergang. La arqueóloga Adrianna Tomaz intenta localizar la Corona de Sabbac con la ayuda de su hermano Karim y sus colegas, Samir e Ishmael Gregor. Cuando Adrianna obtiene la corona, son emboscados por Intergang. Adrianna lee un encantamiento que despierta de su sueño a quien ella cree que es Teth-Adam, quien posteriormente mata a la mayoría de las tropas de Intergang.​

La Oficial del gobierno pública Amanda Waller​ se entera del incidente y se pone en contacto con Carter Hall / Hawkman y la JSA (Sociedad de la Justicia of America) (compuesta por Kent Nelson / Doctor Fate, Maxine Hunkel / Cyclone y Albert "Al" Rothstein / Atom Smasher) para ayudar a detener a Adam. La JSA llega a tiempo para evitar que Adam siga destruyendo la ciudad y las tropas de Intergang.​ La JSA explica que Adam no fue un salvador en su tiempo, sino un loco que fue encarcelado, no sepultado.

Se revela que Ishmael es el líder de Intergang y persigue al hijo adolescente de Adrianna, Amon, quien ha robado la corona. Adam, Adrianna y la JSA tienen la intención de usar la corona para intercambiar por Amon. Llegan a Ishmael, quien revela que él es el último descendiente del rey Ahk-Ton y, queriendo el lugar que le corresponde en el trono, exige la corona, que Adrianna da voluntariamente para salvar la vida de Amon. Ishmael traiciona su parte del trato y le dispara a Amon, y Adam, tratando de salvar a Amon, pierde el control nuevamente y destruye el escondite con su poder, "matando" a Ishmael.

Lleno de culpa, Adam huye. Le revela a Hawkman que no es el antiguo campeón de Khandaq "Teth-Adam", sino el padre del campeón; sabiendo que el hijo de Adam, Hurut, era invencible, los asesinos del rey eligieron ejecutar a la familia de Hurut para vengar a su rey, incluida la madre de Adam y Hurut, y que Hurut le había dado su poder a su padre para salvarlo, convirtiéndolo en Black Adam, solo para que los asesinos de Ahk-Ton maten al ahora mortal Hurut. Enfurecido, Adam asesinó a todos los hombres del rey, reinando la destrucción sobre la ciudad, antes de ser convocado por los magos de Shazam, quienes lo encarcelaron después de considerarlo indigno. Sintiéndose incapaz de convertirse en el campeón de Khandaq, Adam se rinde a la JSA, que lo lleva a la prisión submarina de Waller. Poco después, Fate ve una ominosa premonición de una de las muertes inminentes de la JSA. Cuando el grupo regresa a la ciudad, se dan cuenta de que Ishmael hizo que Adam lo matara intencionalmente mientras llevaba la Corona de Sabbac para que pudiera renacer como el anfitrión del demonio Sabbac mismo, y surge del inframundo para reclamar su trono.

La JSA llega a tiempo para intentar detener a Sabbac, quien convoca a los muertos vivientes a Khandaq. La JSA se prepara para enfrentarse a Sabbac en las ruinas de Ahk-Ton, pero Fate crea un campo de fuerza mágico que prohíbe la entrada de Hawkman, Cyclone y Atom Smasher y revela que la muerte de Hawkman se puede evitar con su propio sacrificio. Luego, Fate lucha solo contra Sabbac y, al mismo tiempo, usa una proyección astral para liberar a Adam. Sabbac mata a Fate, haciendo que el campo de fuerza desaparezca y permitiendo que los demás peleen. Justo cuando está a punto de matar a la JSA, Adam llega y se enfrenta a Sabbac, y finalmente lo mata. La JSA se marcha en buenos términos con Adam, quien acepta su nuevo papel como protector y gobernante de Khandaq.

En una escena de mitad de los créditos, un mensaje de Waller advierte a un desafiante Adam que nunca abandone el país, antes de que llegue Superman y sugiere que los dos deben hablar.