Dos personajes fabulosos

Los segmentos de la cinta están vinculados por un narrador que señala a sus protagonistas como excepcionales, poniéndolos por encima de otros personajes muy particulares de la literatura en inglés. Este elemento de la cinta se usa para la introducción, el intermedio entre los dos cortos, y el final. Se emplean imágenes de una biblioteca que la cámara recorre hasta encontrar los ejemplares de las obras en las que se basan los cortos.

El Señor Sapo (The Wind in the Willows). Basado en la novela de Kenneth Grahame El viento en los sauces, cuenta la historia del despreocupado propietario de Toad Hall, el señor J. Thaddeus Sapo, que se preocupa más de sus manías por comprar cosas que de cuidar su fortuna, hasta el punto de que cuando tiene ganas de tener un automóvil, compra uno a unas comadrejas a cambio de Toad Hall. Pero cuando se descubre que el coche que compró era robado, le llevan a juicio y le condenan a prisión. Cuando Angus MacBadger, el encargado del cuidado de Sapo, descubre que las comadrejas lo planearon todo desde el principio, Thaddeus, que escapa disfrazado de mujer y regresa a casa después de una persecución de la policía a bordo de un tren, junto con Mac, y sus amigos Rata y Topo, intentan recuperar de nuevo los papeles de su propiedad. Tras ingresar a Toad Hall y recuperar el documento que prueba la inocencia de Sapo y la culpabilidad de las comadrejas, Sapo recupera su libertad.

La leyenda de Sleepy Hollow (The story of Ichabod Crane and the Headless Horseman). Basado en la novela de Washington Irving La leyenda de Sleepy Hollow, el segmento cuenta la historia de Ichabod Crane, quien un día de otoño es nombrado maestro de la aldea de Sleepy Hollow. Allí conoce a Katrina Van Tassel, de quien inmediatamente se enamora. Brom Bones, el bruto de la ciudad, también la ama. Al verse rechazado, Brom decide vengarse de Ichabod, al contarle la leyenda aterradora del jinete sin cabeza para la noche de Halloween. Tras la fiesta, Ichabod debe volver a casa, a través del bosque, donde de hecho el caballero sin cabeza trata de cortar la suya, dando lugar a una frenética persecución.