El Escuadrón Suicida


La oficial de inteligencia Amanda Waller reúne dos equipos de la Task Force X, conocidos coloquialmente como el "Escuadrón Suicida", que están formados por reclusos de la penitenciaría de Belle Reve que aceptan llevar a cabo una misión a cambio de una reducción de su condena. Enviados a la isla sudamericana de Corto Maltés después de que su gobierno sea derrocado por un régimen antiamericano, los equipos tienen la tarea de destruir el laboratorio de la época nazi Jötunheim, que alberga el experimento secreto "Proyecto Estrella de Mar". Uno de los equipos es aniquilado casi por completo por los militares de Corto Maltés al aterrizar, y sólo sobreviven el líder del equipo, el coronel Rick Flag, y Harley Quinn. La emboscada al primer equipo sirve de distracción, permitiendo al segundo equipo entrar en el país sin ser detectado. Dirigido por el mercenario Bloodsport, el equipo superviviente está formado por Peacemaker, King Shark, Polka-Dot Man y Ratcatcher 2.

Waller ordena al equipo que encuentre a Flag, que escapó del ejército pero fue capturado por los soldados rebeldes. El equipo encuentra la base rebelde y masacra a los soldados, sólo para enterarse de que Flag está en buenos términos con el líder de la rebelión, Sol Soria. Ella accede a ayudarles, a pesar de lo que han hecho, y el grupo captura al científico principal del Proyecto Estrella de Mar, el Pensador. Harley es capturada por el gobierno de Corto Maltés y llevada ante el nuevo dictador, Silvio Luna, que desea casarse con ella. Al enterarse de los planes de Luna de utilizar el Proyecto Estrella de Mar, Harley lo mata y escapa. Se une a los demás, que utilizan el Pensador para entrar en Jötunheim y empezar a prepararlo con explosivos.

Flag y Ratcatcher 2 entran en el laboratorio del Proyecto Estrella de Mar con el Pensador y encuentran a Starro el Conquistador, una estrella de mar alienígena gigante que crea versiones más pequeñas de sí misma para matar a la gente y controlar sus cuerpos. El Pensador explica que Starro fue traído a la Tierra por el gobierno estadounidense, que ha financiado en secreto los experimentos durante décadas utilizando a los ciudadanos de Corto Maltés como sujetos de prueba. Un enfurecido Flag decide filtrar un disco duro que contiene pruebas de ello, pero es asesinado por Peacemaker, que tiene órdenes de Waller de encubrir la participación de los Estados Unidos. Mientras tanto, una escaramuza entre el resto del equipo y los militares hace que Polka-Dot Man active accidentalmente los explosivos antes de tiempo. Mientras Jötunheim se desmorona, la unidad cae en poder de Ratcatcher 2. Peacemaker intenta ejecutarla por saber la verdad sobre Starro, pero Bloodsport le dispara y se lleva el disco.

Starro escapa de la destruida Jötunheim, mata al Pensador y a gran parte del ejército, y comienza a tomar el control de la población de la isla. Waller le dice al escuadrón que su misión está completa y les ordena que se vayan, pero Bloodsport decide liderar al equipo en la lucha contra Starro; Waller intenta ejecutarlos por esto, pero sus subordinados la noquean. Starro mata a Polka-Dot Man, Harley le hace un agujero en el ojo y Ratcatcher 2 convoca a las ratas de la ciudad para que mastiquen a Starro desde dentro. Con los militares desviados, Soria toma el control del gobierno y promete elecciones democráticas. Bloodsport obliga a Waller a liberarlo a él y a los miembros supervivientes del escuadrón a cambio de mantener el contenido del disco confidencial, y son trasladados por aire fuera de Corto Maltés. En una escena de mitad de los créditos, se revela que Weasel, uno de los miembros del primer equipo que se creía muerto mientras se ahogaba en la orilla, todavía está vivo y sobrevivió al ahogamiento. En una escena poscréditos, Waller castiga a sus subordinados asignándoles una nueva misión con Peacemaker, que se recupera en un hospital.