El planeta del tesoro

En el futuro, Jim Hawkins, es un niño fanático de las historias del Capitán Flint, por su capacidad de robar tesoros y desaparecer sin dejar rastro. Se dice que el botín de mil mundos se encuentra en "El Planeta del Tesoro". Después de que su padre lo dejara a él y a su madre, Jim se vuelve un adolescente desobediente y aislado. Un día, una nave espacial se estrella cerca de la posada donde viven él y su madre. El piloto, Billy Bones, a momentos de morir le da a Jim una esfera y le dice que "tenga cuidado con el cyborg". Después de esto, unos piratas llegan y destruyen la posada. Jim, su madre y su amigo, el Dr. Delbert Doppler logran huir. En el estudio de Doppler, Jim nota de que la esfera es un proyector holográfic. Ésta muestra un mapa que lleva a la ubicación del Planeta del Tesoro. Si encuentra el tesoro, Jim podría reconstruir la posada de su madre. Tras ser convencida por Doppler, ella deja que los dos se vayan.

Para encontrar el Planeta del Tesoro, encargan un barco, el RLS Legacy, mandado por la Capitán Amelia y su primer compañero, el Señor Arrow. La tripulación es un grupo heterogéneo que en secreto es dirigido por el cocinero cyborg John Silver. Jim es enviado a trabajar en la cocina, en la que es supervisado por Silver y su mascota, Morph, un ser que cambia de forma. A pesar de la desconfianza de Silver, los dos pronto forman una tenue relación padre-hijo. Durante el viaje, el barco se encuentra con una supernova que se convierte en un agujero negro. Pilotando la nave, Amelia logra salvar a todos menos a Arrow. La tripulación está de luto por su muerte, y comienza a creer que Jim pudo haberlo salvado. En realidad, Arrow murió tras ser traicionado por Scroop, un miembro de la tripulación, pero Jim no lo sabe y se culpa por la muerte. Silver lo motiva a seguir adelante.

Cuando el buque alcanza el Planeta del Tesoro, estalla un motín dirigido por John Silver. Jim, Doppler, Amelia, y Morph abandonan el barco, dejando el mapa atrás por accidente. Los cuatro llegan a los bosques del Planeta del Tesoro y conocen a B.E.N., un robot abandonado, caprichoso y loco. Como parte de su cerebro no está presente, él perdió su memoria. Los invita a su casa, donde Doppler se queda curando las heridas de Amelia. Buscando recuperar el mapa, Jim, Morph y B.E.N se infiltran de vuelta en la nave. Scroop, aún a bordo, detecta su presencia de Jim y una pelea empieza en la que Jim logra mandar flotando al pirata hacia las profundidades de la galaxia. El grupo recupera el mapa pero, a su regreso, es capturado por Silver y la tripulación.

Forzado a abrir el mapa, Jim encuentra la ruta hacia un portal. Este portal comunica con cualquier lugar del universo, y Flint hacía uso de él para cometer sus asaltos. También sirve como única puerta al centro del planeta, donde el tesoro se halla. En el alijo de tesoros, Jim encuentra los restos de Flint, y la parte que le falta a B.E.N. para recuperar su memoria. Jim le coloca la pieza de vuelta, causando que B.E.N. recuerde que el planeta explotará cuando el tesoro sea descubierto. En ese momento, el suelo empieza a separarse, tragándose a los tesoros y la tripulación. Silver prepara su huida con una gran cantidad de botín, pero ve que Jim esta a punto de caerse por una de las aberturas. Silver sacrifica el tesoro restante y salva a Jim. El grupo regresa a la nave y, en el último segundo, consigue abrir el portal y escapear de la destrucción.

Tras huir, Amelia tiene a los piratas detenidos a bordo del barco y ofrece una recomendación a Jim para la Academia Interestelar por sus acciones heroicas. Mientras tanto, John Silver se prepara para su fuga cuando Jim lo interrumpe. Jim decide dejarlo ir, y este le pide que cuide de Morph. Durante una despedida emotiva, Silver le da un puñado de joyas y oro que había tomado del tesoro. Jim usa el dinero para reconstruir la posada. Años después, Doppler y Amelia están casados y con hijos y Jim es un cadete militar. En un momento de añoranza, Jim mira al cielo y ve a Silver en las nubes con una gran sonrisa.