Escuadrón Suicida

Un nuevo día rutinario comienza en la penitenciaría Belle Reve. Floyd Lawton entrena con un saco de boxeo hasta que el capitán Griggs lo interrumpe para traerle comida en mal estado. Él se molesta y le promete a Griggs que cuando salga lo haría sufrir, pero el capitán retribuye su amenaza golpeándolo junto a sus compañeros. Luego Griggs visita la celda de Harley Quinn, quien al recibir una descarga eléctrica recuerda todas las torturas a las que el capitán la sometió desde que comenzó su encarcelamiento. 5 meses después de la muerte de Superman, Amanda Waller llega a Washington D.C, para tratar un asunto de seguridad nacional.

Waller se reúne en un restaurante con varios representantes del Gobierno y del Ejército de los Estados Unidos y les presenta una carpeta con los archivos de "lo peor de lo peor", la Fuerza Especial X, un equipo de respuesta de criminales y supervillanos. El equipo se utilizará para combatir amenazas metahumanas, bajo el control de Waller a través de bombas de nanitos implantadas en el cuello de cada criminal, que pueden detonarse de forma remota. Si tienen éxito, se les acortarán sus sentencias. Su informe comienza hablándoles sobre Floyd Lawton, alias Deadshot, un asesino a sueldo cuya única debilidad explotable era su hija Zoe, que vivía en Gotham City, y que gracias a la cual él pudo ser atrapado por Batman. Amanda habla sobre Harley Quinn, quien antes de ser manipulada por el Joker era una joven psiquiatra llamada Harleen Quinzel, quien trabajaba en el Asilo Arkham. Sin embargo, en medio de un motín perpetrado por la banda del Joker, el maniático ató a Harleen a una camilla y la sometió a terapia de electrochoque. Tras eso, el Joker y Harley se convirtieron en los reyes del crimen de Gotham City, siendo esta última cómplice en la muerte del compañero de Batman, Robin a manos del Joker y el payaso se encargó de asesinar a cualquiera que le faltara el respeto a su reina, como el mafioso Monster T. Pero después de una vertiginosa persecución encabezada por Batman y su Batmóvil, Harley fue atrapada, mientras que el Joker logró escapar. Posteriormente, Waller presenta a Digger Harkness, alias Capitán Boomerang, un ladrón sin honor oriundo de Australia que fue atrapado en Central City por un metahumano velocista. Habla sobre Chato Santana, alias El Diablo, un metahumano con poderes piroquinéticos que se entregó voluntariamente a las autoridades tras perder al amor de su vida y a sus hijos en un accidente provocado por sus poderes. Luego ella menciona a Waylon Jones, alias Killer Croc, un criminal con una rara enfermedad genética que le confirió la apariencia de un reptil. Él fue ahuyentado de Gotham City por Batman, pero fue capturado por sus hombres en una alcantarilla mientras buscaba un nuevo refugio.

Para terminar el informe Waller les habla sobre Enchantress, el espíritu de una bruja de seis mil años de edad encerrado en un vial que poseyó el cuerpo de la arqueóloga June Moone. Sabiendo que toda bruja tiene un corazón sepultado y que esta sería controlada por aquella persona que lo encontrara, Waller hizo que sus hombres regresaran a la cueva visitada por la Dra. Moone para buscar su corazón. Sin embargo, para asegurar el control de ese inusual equipo, Waller propone al mejor oficial de fuerzas especiales de la nación: Rick Flag, al cual manipuló para que se enamorara de June y de esa manera poder tenerla controlada.

Días después, los contactos de Waller en el Gobierno le organizan una reunión frente a la cúpula del Pentágono para exponer su plan. Al escuchar sobre un grupo de asesinos y monstruos comandados por el Gobierno para luchar contra el próximo Superman, en caso de que este fuera un enemigo de la nación, los presentes toman la idea de Waller como un mal chiste; sin embargo, cambian de parecer cuando June invoca a Enchantress y esta se teletransporta hacia Teherán, para regresar con una carpeta de información secreta del Ministerio de Defensa iraní.

Después de obtener la aprobación para la formación de la Fuerza Especial X, Waller y Flag visitan Belle Reve para conocer a los candidatos elegidos y comprobar si eran óptimos para formar parte del equipo. Tras presenciar una excepcional demostración de puntería de Floyd, Flag se reúne en privado con Waller y le pide reconsiderar la idea de formar un equipo de fenómenos, ya que él y su grupo de fuerzas especiales podían obtener mejores resultados en cualquier tipo de misión. No obstante, Waller le pide que la deje de molestar o sino June pagaría por sus errores.

Por otro lado, en un lugar sin especificar, Jonny Frost regresa ante el Joker para informarle que, tras muchos meses de arduo trabajo, finalmente habían localizado el lugar donde Harley fue llevada tras su arresto. Feliz por la noticia, el villano se recuesta mientras se ríe en un suelo repleto de una gran variedad de armas. Horas más tarde, Jonny Frost y parte de la banda secuestran al capitán Griggs en un casino clandestino de Luisiana y lo llevan hasta el sector de la cocina para que el Joker pueda conocerlo. Griggs queda atemorizado con solo verlo y le besa el anillo cuando este le extiende la mano en señal de superioridad. Tras eso, el payaso se le sienta encima y, asegurándole que se convertirían en amigos, le dice que estaba ansioso por enseñarle sus juguetes. Esa noche en casa de Flag, el coronel no logra conciliar el sueño y de repente, June invoca dormida a Enchantress. Al aparecer la bruja le muestra a Flag una breve alucinación de su novia muriendo en la camilla de un hospital antes marcharse a la casa de Waller para robar el otro vial con Incubus, el espíritu encerrado de su hermano.

Inmediatamente viaja a la estación del metro de Midway City en donde introduce a Incubus en cuerpo de un hombre al azar. Mientras su hermano se apodera del cuerpo, Enchantress le cuenta sus planes para destruir a la humanidad por haberlos dejado de adorar, y le pide que recupere su fuerza alimentándose de los humanos hasta que ella regrese. A continuación retorna al cuerpo de June. Al despertar aterrorizada, la arqueóloga le pide a Flag que si algún día llegaba a perder el control ante Enchantress no dudara en matarlas a ambas.

En el metro, Incubus sigue el consejo de su hermana y se trasforma en un monstruo despiadado que comienza a engullir a todas las personas que se cruzan en su camino. Minutos más tarde, cuando el gobierno es alertado del ataque no humano en Midway City, desde el pentágono se da la orden para poner en marcha a la Fuerza Especial X. Al cabo de las siguientes horas, los prisioneros seleccionados por Waller son extraídos de sus celdas y llevados a una habitación donde un equipo médicos se encargan de inyectarles algo en el cuello. En el trayecto, el capitán Griggs le entrega a Harley un teléfono púrpura de parte de su novio, el Joker.

Entretanto, el Joker y su banda atacan los laboratorios Van Criss para secuestrar al científico que se encargó de crear las nano bombas subcutáneas para A.R.G.U.S. Por otro lado, varias fuerzas del ejército de los Estados Unidos intentan contener el avance de Incubus, mientras que June y Flag descienden a un nivel por debajo del metro para cumplir con un encargo especial. Por desgracia a los pocos minutos, Flag se comunica con la base de operaciones de Waller para reportarle que la bruja se escapó. De inmediato, Waller apuñala varias veces el corazón de Enchantress, pero ésta logra llegar ante su hermano quien le da parte de su vida hasta que logre recuperar su corazón. Tras eso, los hermanos se unen para empezar a construir una máquina que aniquilaría a los humanos.

Al día siguiente, cientos de personas acuden al aeropuerto de Midway City para evacuar la ciudad. En ese momento, llegan los miembros de la Fuerza Especial X seleccionados en Belle Reve, a los que en poco tiempo se les unen el Capitán Boomerang y un asesino apodado Slipknot. Luego de que Flag les deja en claro las pautas de la misión y les informa de las nano bombas en sus cuello, a los villanos se les da varios minutos para cambiarse de ropa y recoger las armas necesarias para cumplir con la misión. Tras eso Flag pone ante ellos una tableta a través de la que Waller, desde su base de operaciones, les informa de que Midway City estaba siendo atacada por terroristas y que la misión de ellos consistía en entrar a la ciudad para rescatar a una persona muy importante. No obstante, también les advierte que si llegaban a intentar escapar o algo le pasaba a Flag, todos morirían. Inmediatamente el equipo se sube a un helicóptero donde se les une rápidamente Katana, la guardaespaldas de Flag que poseía una espada con el poder de apresar las almas de aquellos a los que mataba y que además es una justiciera solitaria en venganza por la muerte de su esposo.

Tras subirse a la aeronave, los hombres de Flag, el teniente GQ Edwards y la Fuerza Especial X llegan a Midway City cerca del ocaso, pero repentinamente el helicóptero es derribado por varios disparos. No obstante todos los pasajeros, a excepción de los pilotos, consiguen sobrevivir al choque. Al tocar tierra ellos presencia la destrucción causa por Incubus junto con un gran rayo emergiendo desde el subterráneo provocado por la máquina de Enchantress. De camino al escondite del objetivo, el Capitán Boomerang le dice a Slipknot que el asunto de las nanobombas era todo una mentira y lo convence de unirse para escapar juntos. Tras eso, ambos villanos atacan a los soldados de Flag, pero Boomerang es detenido fácilmente por Katana. Slipknot por su parte se las apaña para escapar varios metros con sus cuerdas, pero Flag detona su bomba y le revienta la cabeza a Slipknot. Visiblemente molesto, Flag le advierte a los villanos que cualquiera de ellos podía ser el siguiente y decide centrar el foco de su amenaza en Floyd.

El equipo continua caminando por las calles semidestruidas hasta que inesperadamente se topan con varias criaturas con las cabezas repletas de miles de ojos. Al verlos allí las criaturas se lanzan al ataque como una horda por lo que Flag y sus soldados abren fuego para detenerlos. Cuando los buenos se ven superados, al escuadrón no le queda más remedio que intervenir en la lucha, con excepción de Chato por su oposición a pelear. No obstante cuando las criaturas raptan a Flag, Harley opta por dejar que se lo lleven y lo maten, pero Floyd la convence de salvarlo o sino todos ellos morirían. A medida que los enemigos continúan llegando, los soldados ve imposible resultar victoriosos, hasta que Floyd se sube al techo de un vehículo y acaba por sí solo con todos los enemigos. Gracias a eso le demuestra a Flag que a pesar de ser un asesino a sueldo él no era ningún cobarde. Concluida la pelea, Boomerang confronta a Chato por no haber ayudado y Floyd hace lo mismo con Flag al notar que los ojos del adversario no eran terroristas, sino personas transformadas.

Desde su base de operaciones, Waller se da cuenta de que el equipo de apoyo de Flag había sido capturado por las fuerzas de Enchantress y llevados a la estación del metro, en donde la bruja les besa y los convierte en parte de su ejército de monstruos. Por otro lado, Flag y la Fuerza Especial X llegan al edificio federal John F. Ostrander para rescatar a su objetivo, pero Harley se le adelanta y toma por si sola un ascensor, en el cual se enfrenta a dos monstruos de Enchantress y recibe un mensaje del Joker informándole que estaba cerca. Al reunirse todos en la planta alta, ellos nuevamente se ven involucrados en una salvaje pelea contra los monstruos. Luego de que todo el escuadrón se reúne en torno a Flag para protegerlo, exceptuando otra vez a Chato, Floyd comienza a molestarlo, hasta que consigue hacerlo manifestar sus poderes para quemar al enemigo.

Con el camino despejado todos acuden a las escaleras para acceder a la parte más alta del edificio. Sin embargo al ver la altura en la que se encontraban la mente de Harley la retrotrae a la noche en que saltó voluntariamente a un gran contenedor de desperdicios químicos para poder ser igual que el Joker. En principio el payaso optó por marcharse y dejarla morir, pero al final saltó tras ella y la revivió con un beso acompañado por su risa maníaca. De vuelta en el presente el equipo llega al último piso, y allí Floyd descubre con amargura que la persona que debían rescatar era Waller, la cual asesina a sangre fría a sus subalternos con los que estuvo atrapada en su base de operaciones para eliminar cualquier tipo de conocimiento de esa operación. Cuando el resto del equipo ve que el objetivo era Waller, intentan rebelarse para poder escapar en lugar de regresar a prisión, pero ella los detiene al mostrarles que podía hacer detonar sus bombas desde su teléfono.

A continuación, todos suben a la azotea a la espera de un helicóptero enviado para extraer a Waller. Pero cuando la aeronave aparece y Flag no consigue comunicarse con los pilotos, Waller ordena abrir fuego ya que su transporte había sido secuestrado. De pronto el Joker y Jonny Frost abren fuego desde el helicóptero mientras el Dr. Van Criss desactiva remotamente la bomba en el cuello de Harley. En el momento que el explosivo es neutralizado, el Joker arroja una cuerda a su amada y esta corre hacia él. El plan del payaso sale a la perfección, sin embargo, Waller le ofrece a Floyd su libertad a cambio de que mate a Harley.

Floyd intenta obedecer, pero en el último momento desiste y falla el disparo a propósito. Sin resignarse a perder, Waller ordena al resto de sus hombres derribar el helicóptero.

Dentro de la aeronave, el Joker y Harley se reencuentran con un fuerte beso y abrazo, pero imprevisiblemente un misil los golpea de lleno. En plena caída, el Joker empuja a su novia hacia una azotea para salvarla antes de que la nave se estrelle. Harley queda devastada al ver la explosión lejana del helicóptero, mientras Waller le comunica a la Fuerza Especial X sobre el deceso del par de maníacos. A los pocos minutos, aparece otro helicóptero y se lleva únicamente a la líder de la operación, pero de improvisto, la aeronave es derribada por un tentáculo de Incubus. Waller sobrevive al choque y toma un rifle de asalto para defenderse de los monstruos de Enchantress que van a buscarla, pero pese a su esfuerzo termina siendo secuestrada.

Una vez que Flag es informado de la situación, Floyd se ve obligado a unirse al rescate de Waller, ya que sin ella no podría recuperar su libertad. Habiendo llegado a las calles, Harley llora la pérdida de su amado bajo la inesperada lluvia, pero al reencontrarse con la Fuerza Especial X se les une de inmediato aparentando que nada raro sucedió. En el metro, Incubus le quita a Waller el corazón en su posesión y se lo devuelve a Enchantress. Teniendo finalmente el poder para completar su máquina, la villana determina usar a su nueva rehén para una asignación especial.

El equipo llega al lugar donde cayó el helicóptero de Waller y allí Floyd encuentra la carpeta con todos los detalles secretos de esa misión. Rápidamente confronta a Flag para que les diga la verdad y Flag confiesa que cuando la ciudad comenzó a ser atacada por un ente no humano, él y Enchantress fueron enviados a colocar una poderosa bomba debajo del monstruo usando los poderes de la bruja. Sin embargo al final ella los traicionó y se escapó. Cansados de tantos problemas Floyd y sus compañeros entran en un bar para tomar un trago. Allí dentro, deciden hacer un brindis en honor a los ladrones. Katana, sin embargo, se siente ofendida por esto, afirmando que no es una ladrona. Entre varias copas, Floyd analiza la situación y les recuerda a los presentes que ellos eran los malos, pero Chato le aclara que no se ve de esa manera. A continuación, se abre con el equipo y les cuenta la historia de cómo perdió a su familia por culpa de su deseo de ganar más poder del que ya tenía, para sorpresa de todos en especial del Capitán Boomerang por la muerte de los hijos de Chato.

Su punto de vista de la situación y su deseo de redimirse desencadenan una pequeña discusión con Harley, quien se molesta con él por creer que la gente como ellos podía tener un final feliz. En eso, Flag entra al bar y les confiesa con impotencia que su deseo era acabar con la bruja para salvar al amor de su vida. De repente, él desactiva las bombas y les permite hacer lo que quisieran; también le entrega a Floyd todas las cartas de parte de Zoe que no le fueron entregadas. Visiblemente molesto, pero recordando por quién estaba luchando, Floyd se ve reflejado en Flag y se propone llevarlo hasta el metro para ayudarlo a completar la misión.

Al instante de que el grupo sale a la calle se les une el resto del escuadrón suicida, reticentes a dejar un trabajo inconcluso. En las inmediaciones del metro, usando las habilidades del Capitán Boomerang, descubren la máquina de Enchantress y Flag envía al teniente GQ Edwards y sus soldados a buscar la carga explosiva que quedó atrapada en un túnel inundado justo debajo del edificio donde está Enchantress, pero Killer Croc se ofrece ayudarlos. Una vez listos, ambos grupos se separan para cumplir con sus respectivos encargos, mientras Katana llora a su esposo, preparada por si muere en batalla. Una vez listos ambos grupos se separan para cumplir con sus respectivos encargos, mientras Floyd le asegura a Chato que si pierde el control de sus poderes podrían tener una oportunidad contra los malos. Al equipo de Floyd no se le dificulta llegar hasta Enchantress pero ésta ya era consciente de su presencia. Con el fin de motivarlos para que se unan a ella, la villana proyecta una alucinación sobre ellos que les hace vivir el mayor deseo de su corazón. El deseo de Floyd es acabar con Batman; el de Harley es tener una familia con el Joker; el de Flag es estar con June y el de Chato estar con su familia de nuevo reunida, pero este se libera fácilmente de sus manipulaciones y consigue hacer que sus compañeros abran los ojos ante el peligro. Faltando poco para terminar de construir su máquina, Enchantress le pide a su hermano acabar con el escuadrón. Mientras Croc y los hombres de Flag nadan por las aguas subterráneas hasta recuperar la bomba y la colocan en el lugar acordado, los villanos atacan por turnos para intentar acabar con Incubus. Cuando todo falla, Chato, dispuesto a no perder otra familia, libera al máximo sus poderes piroquinéticos y se trasforma en un enorme monstruo de fuego con apariencia de chamán. Ambas criaturas mágicas pelean violentamente, imponiendo su fuerza para acabar con el otro. Sin embargo al momento que Chato comienza a perder el enfrentamiento, procura llevar a Incubus hasta la posición de la bomba y le ordena a Flag detonarla. De inmediato, una explosión controlada acaba con ambos contendientes, matándolos tanto a ellos como a Edwards.

Furiosa por la muerte de su hermano, Enchantress finaliza su máquina y dispara un gran rayo hacia el espacio para destruir un satélite de inteligencia de los EE. UU. A continuación, utiliza la información almacenada en memoria de Waller para destruir con su nueva arma diferentes instalaciones secretas del gobierno a lo largo de todo el país. Inmediatamente, Flag informa que para ganar, deberían arrancarle el corazón a la bruja, pero Enchantress abandona su figura de diosa y se aleja de la máquina para aniquilarlos. Flag, Harley, Floyd, Boomerang y Katana atacan combinadamente a la villana mientras ella aparece y desaparece por sus alrededores para atacarlos desprevenidos. Una vez que Killer Croc se une al resto del equipo, la bruja le pone fin al combate.

Enchantress, sorprendida por la tenacidad de los humanos, les ofrece por última vez rendirse y unirse a ella. Harley accede de inmediato a sus propuesta argumentando que no valía la pena seguir luchando para salvar a un mundo que los odiaba. Harley se acerca a la villana para pedirle revivir a su "Pudin", (el característico apodo del Joker), a cambio de su lealtad, pero en venganza por la muerte de Chato, ella toma la espada de Katana y corta el pecho de su enemiga para quitarle el corazón. Inmediatamente, Flag le entrega a Killer Croc un chaleco con bombas para que lo tire con fuerza al centro de la máquina, mientras que Harley le arroja su arma a Floyd para que detone las bombas con un disparo. Sumamente debilitada, Enchantress manifiesta ante Floyd una proyección de Zoe pidiéndole que no disparase, pero de todas maneras él lo hace y destruye la máquina con una gran explosión.

Cuando comienza a amanecer y se asienta el polvo de la lucha, el equipo se da cuenta de que Enchantress continuaba con vida. De inmediato, Flag toma el corazón y le ordena liberar a June, pero la villana le dice burlonamente que su amada estaba muerta. Desolado, Flag desgarra el corazón para acabar con la bruja, pero su tristeza acaba cuando la oscuridad se desvanece y June recupera el control de su cuerpo.

Con la calma reinando los integrantes del escuadrón se preparan para marcharse en libertad, pero Waller reaparece con su teléfono en mano y dispuesta a matar a cualquiera que intentase escapar. Tras darles las gracias por salvar el mundo a petición de Harley, Waller conmuta diez años en la sentencia de cada villano. Como eso no resulta ser suficiente, Floyd le pide ver a su hija; Harley le solicita un máquina para hacer expresos y Killer Croc, una TV para ver videos musicales, pero Boomerang se declara inconforme ya que diez años menos significan poco para una condena de tres cadenas perpetuas. Sin embargo no expresó mucho su descontento ya que Waller estaba totalmente dispuesta a volarle la cabeza.

Tiempo después, Floyd regresa a casa con su hija y le ayuda con su tarea de trigonometría hasta que Flag le informa que ya es hora de regresar a prisión. Al momento de la despedida él le promete a Zoe que estaba haciendo arreglos para volver a verla. Más adelante, toda la Fuerza Especial X regresa a la cotidianeidad en Belle Reve. Harley disfruta de su café mientras lee un libro, Croc pasa el tiempo viendo vídeos musicales, Boomerang es encerrado en una celda aislada, donde expresa abiertamente su ira y por último, Floyd golpea su saco de boxeo, hasta que se detiene para abrazarlo. Todo continúa con normalidad, hasta que detona una bomba cerca de la celda de Harley y por el hueco ingresan varios agentes del SWAT. Cuando la cerradura es destruida uno de los hombres entra en la celda y se quita la máscara, revelando ser el Joker, en eso Harley lo abraza con emoción diciéndole su característico apodo "Pudin" al saber que este había sobrevivido al choque y su amado payaso la invita a volver a casa.

En la escena post-créditos, Waller se reúne con Bruce Wayne en un restaurante. Ella le dice que se podría meter en un gran problema legal si alguien se entera de lo que estaba a punto de darle y también le comenta que la investigación de los eventos en Midway City podía llegar a hacerle perder su trabajo. Para calmarla, Bruce le promete su protección solo si ella le entregaba lo que le pidió. A continuación, Waller le entrega una carpeta con información sobre Enchantress, Barry Allen, Arthur Curry y otros metahumanos en el mundo. Waller le pregunta para que necesitaba esa información, pero Bruce solo le dice que le gustaba hacer amigos. Cuando el millonario se marcha, Waller le dice verlo cansado y le recomienda dejar de trabajar de noche, pero Bruce se da la vuelta y le ordena cancelar la Fuerza Especial X o sino él y sus amigos lo harían por ella.