Frozen II


Hace 24 años, el rey Agnarr de Arendelle cuenta una historia a sus hijas pequeñas, Elsa y Anna, que su abuelo, el rey Runeard, había establecido un tratado con una tribu vecina de Northuldra al construir una presa en su tierra natal, el Bosque Encantado. Sin embargo, se produce una pelea, que resulta en la muerte de Runeard y enfurece a los espíritus elementales de la Tierra, Fuego, Agua y Aire del bosque. Los espíritus desaparecen y un muro de niebla atrapa a todos en el Bosque Encantado. El joven Agnarr apenas escapa debido a la ayuda de un salvador desconocido.

De vuelta en la actualidad, 3 años después de su coronación, Elsa celebra el otoño en el reino con Anna, Olaf el muñeco de nieve, Kristoff el cosechador de hielo y el reno de Kristoff, Sven. Una noche, cuando Elsa oye una voz misteriosa que la llama, la sigue y sin querer despierta a los espíritus elementales, lo que obliga a todos en el reino a evacuar. Grand Pabbie y la colonia Rock Troll llegan y Pabbie informa que deben arreglar las cosas descubriendo la verdad sobre el pasado.

Elsa, Anna, Olaf, Kristoff y Sven se embarcan en el Bosque Encantado, siguiendo la misteriosa voz. Después de que la niebla se separa al toque de Elsa, el Air Spirit, en forma de tornado, aparece y barre a todos en su vórtice. Elsa lo detiene, formando un conjunto de esculturas de hielo. Las hermanas descubren que las esculturas son imágenes del pasado de su padre. Se encuentran con Northuldra y una tropa de soldados Arendellianos que todavía están en conflicto entre sí. Cuando aparece el Espíritu del Fuego, Elsa descubre que el espíritu es una salamandra mágica agitada, y lo calma. Elsa y Anna arreglan una tregua entre los soldados y los Northuldra después de descubrir que su madre, la Reina Iduna, era una Northuldra que había salvado a Agnarr, un Arendelliano. Más tarde aprenden la existencia de un quinto espíritu que unirá a las personas con la magia de la naturaleza.

Elsa, Anna y Olaf continúan hacia el norte, dejando atrás a Kristoff y Sven. Pero en el trayecto estas y Olaf encuentran los restos del naufragio de sus padres y ambas se preguntan como su barco terminó ahí cuando supuestamente se había hundido cerca de las Islas del Sur, a lo que Anna menciona que pudo haber sido arrastrado por la corriente hacia Mar Oscuro, aunque Elsa se pregunta qué estaban haciendo sus padres en el Mar Oscuro, sin ninguna respuesta, Anna rápidamente les menciona que empiecen a buscar por todos lados, ya que todos los barcos de Arendelle tiene un compartimiento a prueba de agua y que tal vez ahí encuentren una pista. Finalmente Anna encuentra el compartimento y encuentran una nota escrita por su madre y un pergamino con el lenguaje de los Northuldra y un mapa con ruta hacia Ahtohallan, un río mítico que su madre les dijo que contenía todas las explicaciones del pasado. En eso Olaf menciona indirectamente que el agua tiene memoria y en eso Elsa decide usar sus poderes para intentar averiguar que fue lo que paso y usa toda el agua alrededor del naufragio para crear una estatua de hielo de sus padres y descubren que estos habían sido atacados por algo desconocido y habían muerto en el océano, ante esta revelación, Elsa queda en estado de shock porque sus padres murieron por su causa tratando de encontrar respuestas sobre sus poderes en ese entonces, por lo que decide continuar sola y envía a Anna y Olaf a un lugar seguro. Ella se encuentra y doma el Nøkk, el espíritu del agua que guarda el mar hasta Ahtohallan. Al llegar a Ahtohallan, un glaciar, Elsa descubre que la voz que la llamaba era el recuerdo de la llamada del joven Iduna; que sus poderes eran un regalo de la naturaleza debido al acto desinteresado de Iduna de salvar a Agnarr y que Elsa es el quinto espíritu.

Luego, Elsa se entera de que la presa fue construida como una artimaña para reducir los recursos de los Northuldra, debido al disgusto del rey Runeard por la conexión de la tribu con la magia y su intención de incorporar la región a su reino. También se entera de que él fue quien inició el conflicto al matar al líder de los Northuldra a traición y por la espalda. Ante esto, Elsa rápidamente envía toda esta información a Anna antes de congelarse completamente, debido a la aventura en la parte más peligrosa de Ahtohallan, esto a su vez provoca que Olaf también se desvanezca ya que este solo podía mantenerse vivo debido a los poderes de Elsa.

Anna recibe el mensaje de Elsa y concluye que la presa debe ser destruida para que se restablezca la paz. Anna encuentra y despierta los gigantescos Espíritus de la Tierra y los atrae hacia la presa. Los gigantes arrojan rocas dirigidas a Anna que destruyen la presa, enviando una inundación por el fiordo hacia el reino. Elsa se descongela y regresa a Arendelle, desviando la inundación y salvando el reino.

A medida que la niebla desaparece, Elsa se reúne con Anna y revive a Olaf, y Anna acepta la propuesta de matrimonio de Kristoff. Elsa explica que ella y Anna son el puente entre las personas y los espíritus mágicos. Anna se convierte en la nueva Reina de Arendelle, mientras que Elsa se convierte en la protectora del Bosque Encantado que visita regularmente a Arendelle a medida que se restablece la paz.

En una escena poscréditos, Olaf visita el palacio de hielo de Elsa y le cuenta los acontecimientos que experimentó a Marshmallow y los Snowgies.