Las locuras del emperador

La película se ve como una versión muy libre del cuento El traje nuevo del emperador inspirada fuertemente en elementos típicos del imperio incaico y del paisaje de los Andes del Perú así como de la selva.[cita requerida] Sin embargo, también entremezcla iconos de culturas peruanas costeñas, como los Chimú.

Kuzco es un joven emperador Inca arrogante y egocéntrico, que rutinariamente castiga a aquellos que le hacen "perder el estilo". Cuando él despide a su confabuladora consejera Yzma, ella, junto con su tonto secuaz Kronk, conspira para tomar el trono. Kuzco se encuentra con Pacha, un amable campesino y líder de la aldea, y le dice que planea demoler la casa familiar de Pacha para construir una lujosa casa de verano llamada "Kuzcotopia". Yzma y Kronk planean matar a Kuzco envenenándolo en la cena, pero accidentalmente le dan una poción que lo transforma en una llama. Después de dejar inconsciente a Kuzco y meterlo en un saco, Yzma le ordena a Kronk que se deshaga de él. Kronk tiene un golpe de conciencia y lo salva, pero desafortunadamente pierde el saco en una carreta perteneciente a Pacha.

Pacha regresa a casa, pero no le cuenta a su familia sobre la decisión de Kuzco. Cuando se despierta, Kuzco culpa a Pacha por su transformación y le ordena que lo devuelva a la capital. Pacha se ofrece a hacerlo solo si Kuzco cambia de opinión sobre Kuzcotopia. Al principio, Kuzco rechaza la oferta y se marcha solo, pero rápidamente se enfrenta con la vida salvaje del lugar y acepta, planeando en secreto romper con su palabra una vez que esté a salvo. Los dos sobreviven muchas pruebas en la jungla, y Pacha descubre que Kuzco tiene un lado bueno debajo de su elevado ego. Mientras tanto, Yzma ha tomado el trono, pero se entera de que Kronk no pudo matar a Kuzco. Los dos salen a buscarlo para poder eliminarlo de una vez por todas.

Ambas parejas llegan a un restaurante en la jungla al mismo tiempo. Pacha escucha el plan de Yzma, e intenta advertir a Kuzco cuando regrese, pero éste no le cree, sabiendo que es amado por su reino. Sin embargo, Kuzco pronto escucha más de las intrigas de Yzma y Kronk. Pensando que nadie en su reino lo extraña, deja el restaurante solo y planea vivir sus días como una llama. A la mañana siguiente Pacha se vuelve a encontrar con él y todavía está dispuesto a ayudar a Kuzco a volver a la normalidad. Acto seguido, Kuzco se arrepiente y se disculpa por su egoísmo y parten hacia la casa de Pacha para reabastecerse.

Cuando llegan, Yzma ya está allí. Pacha hace que su familia engañe a Yzma, dándole a él y a Kuzco una ventaja para volver a la capital. Encuentran el laboratorio secreto de Yzma y numerosas pociones de transformación, incluido el antídoto, pero Yzma y Kronk llegan poco después. Yzma ordena a Kronk matar a la pareja, pero él se niega, por lo que ésta ordena a sus guardias que los capturen. Pacha agarra un puñado de frascos y él y Kuzco huyen, probando los diversos frascos durante su huida hasta encontrar el correcto. Al estar acorralados en los límites de una estructura de pared gigante, descubren que tienen solo dos frascos. Durante un forcejeo, Yzma cae sobre uno de ellos y se transforma en una indefensa gatita. Kuzco recupera el otro frasco y lo bebe, restaurándolo a su forma humana.

Más tarde, Pacha se está preparando para regresar a su aldea, pero Kuzco acepta la sugerencia de Pacha de trasladar Kuzcotopía a una colina vecina, desocupada. Algún tiempo después, Kuzco se une a Pacha y su familia en su modesto complejo. En otros lugares, Kronk se ha convertido en un líder de boyscouts y entrena un nuevo grupo de exploradores, incluida la reacia Yzma, que sigue siendo una gatita.