Lilo y Stitch

En una comunidad extraterrestre, la Comunidad Intergaláctica acusa al Doctor Jumba Jookiba de hacer experimentación ilegal. El experimento en cuestión es llamado Experimento 626: un pequeño perro amorfo azul, programado para destruir todo lo que encuentra, con un pensamiento más rápido que cualquier computadora y con una fuerza capaz de cargar 3000 veces su peso. Jumba es apresado y el Experimento 626 es condenado al exilio en un asteroide desierto. Sin embargo, durante su traslado, la criatura consigue escapar del encierro y huir en una nave, realizando un salto hiperespacial y estrellándose en el planeta Tierra, concretamente en Hawái. La Comunidad Intergaláctica decide enviar en su búsqueda a Jumba, su creador, y al agente Pleakley, un supuesto "experto en la Tierra" y enamorado de su fauna (en especial del mosquito).

Mientras tanto, en Hawái, la familia Pelekai convive lo mejor que puede. Formada únicamente por dos hermanas, la menor, Lilo, y la mayor, Nani, quien a veces toma el papel de madre desde que sus padres murieron en un accidente de coche, esta "familia rota" tiene que superar varios obstáculos en los que Lilo los mete debido a su espíritu rebelde. Un día, reciben la visita del trabajador social Cobra Bubbles, el cual advierte a Nani de que si no pone un orden a su hogar en tres días, tendrá que llevarse a Lilo a un lugar con más posibilidades, posiblemente un orfanato.

Cuando el trabajador las deja, ellas comienzan una discusión que termina en una reconciliación ya entrada la noche, justo cuando Lilo se percata de "una estrella fugaz" que no es más que la nave de 626 estrellándose en la Tierra; al verla, Lilo desea tener un amigo. Acto seguido, 626 sale de la nave confundido y asustado, hasta que un camión lo atropella y acaba en una perrera, donde finge ser un perro más para esconderse. Casualmente, a esa misma perrera acuden Lilo y Nani, a la mañana siguiente, en busca de una nueva mascota. Lilo elige a 626, y lo llama Stitch.

Stitch, sabiendo que es perseguido, aprovecha esta circunstancia utilizando a Lilo como "escudo", ya que estando con ella no podrán dispararle. La llegada de Stitch a la familia Pelekai no es precisamente lo que esperaban, ya que Stitch da rienda suelta a sus instintos destructores por toda la casa, y en su segunda visita, Cobra Bubbles acaba más decepcionado con Nani, quien había renunciado de su empleo por culpa de Stitch y que su jefe lo atormenta, y con el comportamiento de la nueva "mascota" pidiendo que sea "un buen ciudadano".

Nani comienza a buscar un trabajo, pero al llevarse a Lilo y Stitch con ella todas las entrevistas acaban en fracaso. Stitch intenta seguir su instinto, lo que le lleva a destruir todo lo que tiene a su alrededor y a buscar grandes ciudades para sembrar el terror, pero al estar en una isla aislada en medio del océano Pacífico se queda sin opciones y poco a poco empieza a descubrir sensaciones y emociones nuevas, como el sentirse inadaptado y el deseo de encontrar una familia.

Debido a la incompetencia de Jumba y Pleakey, éstos son despedidos y la Comunidad Intergaláctica envía al Capitán Gantu a terminar su misión. Jumba interpreta esta acción como que ahora son libres para actuar como les plazca y van por Stitch sin importar las consecuencias, sin importarles quien los viera y casi destruyendo por completo la casa de Lilo, quien huye con Stitch y es atrapada junto a este por Gantu. Afortunadamente, Stitch consigue escapar, pero no logra rescatar a Lilo, quien queda atrapada en la nave de Gantu.

Luego, Stitch es atrapado por Jumba y Pleakey, y Nani, al ver su presencia, les pide ayuda. Jumba, entonces, les hace subir en su nave espacial y van tras Gantu, consiguiendo vencerle y rescatar a Lilo.

La Comunidad Intergaláctica, capitaneada por la Gran Concejal, aterrizan en la Tierra para, finalmente, apresar a Stitch, quien se muestra totalmente diferente, con modales y sentimientos. La Gran Consejera se percata de ello cuando Stitch la interrumpe pidiendo poder despedirse de la familia que ha encontrado en la Tierra; con ello, la Gran Consejera se apiada de él, pero legalmente, no puede hacer nada, hasta que Lilo le dice que habiendo comprado ella "legalmente" a Stitch en la perrera, él es suyo y no se lo pueden llevar. La Gran Consejera, finalmente, acaba "sentenciándolo" al destierro en la Tierra bajo la supervisión de los Pelekai.