Pocahontas

En el Londres de 1607 un barco de colonos británicos emprende rumbo hacia el Nuevo Mundo en busca de glorias y riquezas. En la nave va el Capitán John Smith junto a otros colonos.​ Por su parte, Pocahontas, hija del jefe indígena Powhatan, se siente decepcionada con su destino cuando su padre la compromete con Kocoum, uno de los guerreros más fuertes de la tribu. La joven y sus 2 mejores amigos Meeko un mapache hambriento y Flit un colibrí testarudo la acompañan para que vaya a pedirle un consejo a la Abuela Sauce, un árbol milenario que posee poderes mágicos y sabiduría (y que ya había sido la guía espiritual de su madre, fallecida años atrás); así mismo, le cuenta que durante todas noches se le repite un sueño, en donde veía una flecha que giraba y giraba, y de pronto se detenía apuntando una dirección. Cuando el barco llega, los nativos notan la llegada de los extraños y se preparan para atacarlos, por su parte los ingleses están preparados ante cualquier sublevación indígena. El Gobernador John Ratcliffe, sin hacerse demorar, manda a los tripulantes a cavar para encontrar oro. John, ante la curiosidad por la nueva tierra, va de inmediato a recorrer. Ahí se encuentra con Pocahontas. Luego acuerdan juntarse de nuevo. Los indígenas espían a los ingleses, Ratcliffe le da a su asistente Wiggins un pedazo de pollo para que se lo de a Percy su doguillo fiel y consentido, a Wiggins no le gusta porque Ratcliffe le había dado una mordida al pollo, Wiggins decide dárselo a Percy, un pug, quien tampoco acepta comerse el pollo, lo lanza a donde no sabía que estaban los indígenas, Percy ve que un indígena levanta la cabeza y aúlla, Ratcliffe dispara y le dispara a Namutak, hombre guerrero que Kocoum lleva al río para ver lo que tramaban.

Mientras tanto los nativos americanos piden refuerzos para derrotar a los “blancos”. Pocahontas intenta evitar la guerra y habla con su padre. Por el lado de los ingleses, Ratcliffe decide enlistar a sus hombres para la guerra. John, al igual que Pocahontas, trata de oponerse diciendo que son gente pacífica. Los protagonistas se reúnen en el lugar acordado. Pocahontas y John se dan un beso de amor verdadero. Kocoum, los ve juntos, al hacerlo él se envidia por eso y decide atacar a John. Thomas, uno de los hombres de Ratcliffe, que había seguido a John, le dispara a Kocoum hasta matarlo, los indígenas culpan a Thomas por eso, por lo que John le dice que corra. Los indígenas toman como prisionero a John y llegan al acuerdo de matarlo al amanecer. Thomas informa todo esto a Ratcliffe, quien sin pensarlo decide atacar al alba mientras interpretaban el tema «Bárbaros».

Pocahontas va a hablar con la Abuela Sauce. Durante este suceso el mapache le pasa a Pocahontas la brújula de John y la abuela sauce dice: «Es la flecha de tu sueño, ya sabes cuál es tu camino, ahora ¡Síguelo!»

Se acerca el amanecer, Pocahontas decide evitar la muerte de John y cuando estaban a punto de asesinarlo, ella se pone frente a él y dice: «No, si lo matas, tendrás que matarme a mí también» (ésta escena está basada en la verdadera historia de Matoaka).9​ Muy pronto Powhatan anuncia que su hija ha hablado con sabiduría mayor que su edad, los ingleses e indios empiezan a bajar las armas y liberan a John. Ratcliffe cree que es una trampa y le dispara al padre de Pocahontas, John lo empuja para evitar que reciba el impacto y la bala le llega a él terminando gravemente herido, Thomas y los demás colonos acusan a Ratcliffe por la acción y lo arrestan.

Los colonos deciden volver a Inglaterra para que John se recupere y Percy se queda a vivir con Pocahontas , meeko y flit y la demás tribu de nativos americanos. Este le pide a Pocahontas que lo acompañe, pero ella ya había elegido su camino y se queda en la tribu, Pocahontas y John se besan con amor por última vez y se dicen adiós acompañados por la suave brisa.