Robin Hood

La película es narrada por un juglar llamado Alan-a-Dale que cuenta la historia de Robin Hood, Fraile Tuck y Little John, tres amigos que viven en el bosque de Sherwood junto con su banda, viven robando a los ricos y dando el fruto de aquellos robos a la gente pobre de Nottingham. Ellos son constantemente perseguidos por el Sheriff de Nottingham y sus hombres, los cuales se encuentran bajo las órdenes del malvado y cruel Juan I de Inglaterra, el cual se apodera del trono y se convierte en un malvado tirano, cuando su hermano mayor (Ricardo I de Inglaterra) se fue a las Cruzadas en una guerra medieval. En el relato, Juan y sus guardias pasan por Nottingham, recogiendo los impuestos, pero son engañados por Robin y Little John al disfrazarse de adivinadores.

Robin Hood está enamorado de Lady Marian, que comparte sus sentimientos, aunque no se han visto durante años. Una oportunidad para su reencuentro surge cuando Juan anuncia una competencia medieval de Arquería, en el cual el ganador recibirá un beso de Marian. Robin entra en el torneo disfrazado de un habitante de Devonshire y compite contra el Sheriff de Nottingham y otros competidores. Robin logra la victoria, pero su disfraz es descubierto por Juan, quien ordena su ejecución. Se salva porque Little John, que se encuentra disfrazado como duque, amenaza a Juan, comenzando una batalla entre Robin, Little John contra los Guardias de Juan. Robin y Marian se reúnen y el bandolero le pide matrimonio, a lo que la dama responde que sí, y la gente del pueblo se refugia en el bosque de Sherwood donde ironizan la figura de Juan como "rey inglés pelele".

Enfurecido por esto, Juan aumenta los impuestos a cantidades imposibles y todos los que no paguen serán encarcelados y confiscará sus pertenencias (incluyendo a Alan-a-Dale) y organiza su ejército para capturar a Robin. El Sheriff visita a las iglesia del fraile Tuck en donde roba dinero de una caja de limosnas, enfureciendo al fraile Tuck, y provocando un ataque por parte de este hacia el Sheriff, lo que conduce a su arresto por insultar a la corona y por golpear al sheriff. Juan decide ejecutar al fraile Tuck para capturar a Robin, lo que llevó a Robin y Little John a rescatarlo. En la noche antes de colgar al fraile Tuck, Robin le roba una gran cantidad de dinero de impuestos a Juan, mientras que Little John libera al fraile Tuck y a la gente del pueblo. El Sheriff se enfrenta a Robin en el castillo de Juan, provocando un incendio en el castillo. Robin se ve obligado a huir a la torre del castillo, cayendo en un río. Él sobrevive, con gran enfado de Juan, y la destrucción del castillo que perteneció a la madre de Juan, lo que lo envía por encima de la locura.

Más tarde, Alan-a-Dale cuenta que el rey Ricardo regresó y además de perdonar las acciones de Robin por las que su hermano le puso en búsqueda y captura, envió a Juan y al Sheriff a la prisión. Finalmente, Robin y Lady Marian se casan en la iglesia del fraile Tuck.