Rogue One: una historia de Star Wars

Galen Erso vive junto a su esposa Lyra y su hija Jyn en el planeta remoto Lah'mu. Un día aterriza el director imperial Orson Krennic con sus tropas e intenta, por la fuerza, hacer que Galen, que en el pasado fue un eminente científico, trabaje nuevamente para el Imperio Galáctico en la construcción de una nueva arma secreta. Pese a las indicaciones de Galen de huir del lugar, su esposa Lyra intenta defenderlo y logra herir al oficial Krennic, pero ella resulta ser asesinada en esta maniobra. Jyn logra esconderse en una cueva y es rescatada luego por Saw Gerrera (Forest Whitaker), un prominente luchador rebelde. Galen, su padre, es obligado a unirse nuevamente al Imperio Galáctico para colaborar en la construcción de una nueva arma.

Trece años más tarde, Bodhi Rook (Riz Ahmed), un piloto que desertó del Imperio, logra filtrar un mensaje en forma de holograma, en el cual el científico imperial Galen habla de una nueva super-arma del Imperio (la Estrella de la Muerte) que está siendo construida. Saw Gerrera llega a conocer este mensaje, pero cree que Bodhi es un espía imperial y trabaja como un doble agente. Jyn (Felicity Jones) se encuentra mientras tanto capturada por el Imperio en un campo de concentración de trabajos forzados y es liberada por un pequeño grupo de rebeldes dirigidos por Ruescott Melshi (Duncan Pow); luego de que Cassian Andor (Diego Luna) se entere de la existencia del arma gracias a un informante de Gerrera, Jyn es trasladada a Yavin IV, la base de la Alianza Rebelde, la cual es dirigida por Mon Mothma (Genevieve O'Reilly) y Bail Organa (Jimmy Smits). La Alianza rebelde busca usar a Jyn para lograr una reunión con el luchador rebelde Saw Gerrera y así poder establecer contacto con su padre Galen y extraerlo antes de que logre terminar la construcción de la Estrella de la Muerte, sin embargo, Cassian recibe órdenes en secreto de la Alianza rebelde de matar a Galen, no rescatarlo, para evitar la construcción de la nueva arma.

Jyn, Cassian y su droide K-2SO (voz de Alan Tudyk) llegan a la luna sagrada de Jedha, donde se concentra una insurgencia armada contra el Imperio, conocida como los Partisanos. Con la ayuda del guerrero llamado Chirrut Îmwe (Donnie Yen) el cual es ciego y a pesar de no ser un Jedi sabe mucho sobre la Fuerza y es un fiel creyente de esta y su amigo Baze Malbus (Jiang Wen) quien esta armado con un potente rifle blaster y se enfrentan a las tropas imperiales en las calles, pero después de vencer a las fuerzas imperiales inmediatamente todos son apresados y capturados por los Partisanos. Tras esto Jyn y los demás son trasladados al escondite de Saw Gerrera, quien mantiene cautivo a Bodhi. Al llegar ahí Saw se sorprende de ver a Jyn nuevamente, pero Jyn en un principio se comporta algo antipática con Saw por el hecho de que este la abandonó cuando tenía 16 años, pero Saw en su defensa le menciona que tuvo que hacerlo porque en ese entonces sus subordinados comenzaban a sospechar de que ella era la hija de un científico del Imperio Galáctico y que si descubrían eso último la usarían como carnada, por lo que no iba a permitir que eso pasara. Tras aclarar sus dudas entre ambos, Saw inmediatamente le muestra a Jyn el holograma, en el cual su padre le pide perdón y le explica que su trabajo para el Imperio con la construcción de la nueva arma no lo hace voluntariamente. Galen explica también que construyó a propósito un punto débil en la Estrella de la Muerte, mediante el cual se puede lograr la falla inmediata y absoluta de todos los sistemas y posiblemente la destrucción de esta última. Adicionalmente, Galen menciona en su mensaje, que los planos de construcción de la Estrella de la Muerte se encuentran escondidos en una base militar del Imperio ubicada en el planeta Scarif.

Mientras tanto, el gobernador Wilhuff Tarkin (Guy Henry) se encuentra con Krennic en la Estrella de la Muerte, pues la competencia y habilidad de este último es puesta en duda por Tarkin, debido a lo complejo que ha sido el proyecto de la nueva arma. A manera de demostración, Krennic ordena disparar el superláser de la Estrella de la Muerte a potencia limitada de un reactor contra la ciudad sagrada de Jedha y la destruye por completo. El impacto del láser causa una gigantesca explosión nuclear que aniquila todo lo que este en un rango de cientos de kilómetros a la redonda, alzándose hasta el espacio exterior. Por otro lado y con la onda expansiva de la explosión nuclear acercándose a su posición, Cassian, Bodhi, Chirrut y Baze consiguen escapar de su prisión a tiempo, donde rápidamente Cassian le ordena a los otros que corran a la nave piloteada por el droide K-2SO, mientras que este decide ir a buscar a Jyn para salir rápido del lugar. Al llegar a donde ambos están, Cassian le menciona a Jyn que es tiempo de irse del lugar, donde esta ultima también le pide a Saw que los acompañe, pero Saw por su parte decide quedarse atrás argumentando que ya no correrá más y le pide a Jyn que huya con el joven rebelde, para que mantenga viva la esperanza de la galaxia y salve a la Rebelión, posteriormente Jyn y Cassian abordan la nave y huyen del lugar, mientras que Saw por otro lado se acerca a la ventana y observa como la colosal onda expansiva se acerca al lugar, en eso Saw decide quitarse el soporte vital que lo mantenía vivo y termina muriendo en el proceso. Debido a la presión del tiempo y el peligro que se avecinaba, Jyn no consigue traer la grabación del holograma de su padre y con Saw muerto, ahora Jyn es la única persona que ha visto dicha grabación y sabe exactamente lo que hay que hacer. Mientras tanto en la estación de combate, Tarkin queda impresionado del inmenso poder destructivo de la Estrella de la Muerte y decide remover a Krennic del proyecto tomando él mismo la jefatura de la estación, todo esto bajo el pretexto de la deserción de Bodhi y de que el mismo había sido enviado desde el planeta Eadu, instalaciones imperiales bajo la supervisión de Galen Erso, por lo cual Krennic decide ocuparse del asunto.

Con la esperanza de que el grupo de rebeldes rescate a su padre, Jyn cuenta a todos lo visto en el holograma de su padre, sin embargo, Cassian no le concede credibilidad a lo dicho por Jyn y sigue adelante, persiguiendo secretamente el objetivo de asesinar a Galen Erso. Siguiendo una indicación del holograma de Galen, llegan los rebeldes al planeta Eadu, un centro de investigaciones de nuevas tecnologías del Imperio. En este lugar, los rebeldes presencian casualmente el encuentro de Galen, Krennic y otros ingenieros al mando de Galen en una plataforma. Krennic menciona que se ha dado cuenta de que alguien ha sacado información acerca del proyecto Estrella de la Muerte y se la ha enviado a la Alianza Rebelde y culpa en primera instancia, a los ingenieros de Galen. Cuando Krennic amenaza de muerte a los ingenieros, Galen salta en defensa de ellos y confiesa que ha sido él mismo el que ha filtrado información hacia el exterior. A pesar de su intento por protegerlos, los soldados de Krennic sin embargo les disparan a los ingenieros, matándolos a todos. En ese momento, Jyn logra llegar a la plataforma y Cassian se ubica con un rifle de largo alcance para asesinar a Galen, pero finalmente elige no hacerlo.

Justo cuando Krennic está por ocuparse de Galen, un escuadrón de naves rebeldes emprende un ataque en la plataforma, debido a lo cual Galen Erso resulta mortalmente herido y Krennic huye en una nave del Imperio. Galen Erso muere en los brazos de su hija, a quien Cassian termina obligándola a huir dejando atrás el cadáver de su padre. Durante el viaje de regreso a Yavin IV, a bordo de una lanzadera imperial robada, Jyn encara a Cassian tras enterarse de su verdadero cometido, el de matar a su padre Galen, sin embargo Cassian trata de escudarse diciendo que pudo haber apretado el gatillo y haber matado a Galen si quisiera, pero que en última instancia se arrepintió de hacer tal cosa y le recuerda a Jyn que no es la única que lo ha perdido todo en esta guerra. Mientras tanto, Krennic se dirige al castillo de Darth Vader (Spencer Wilding/James Earl Jones) en el planeta Mustafar, tratando de ganar su apoyo y reconocimiento al solicitar una audiencia con el Emperador Palpatine, pero Vader lo critica por su falta de progreso especialmente por la destrucción de la ciudad sagrada de Jedha y el ataque a la instalación imperial en el planeta Eadu, aunque Krennic trata de escudarse diciendo que lo que paso en la ciudad sagrada de Jedha fue por sugerencia del gobernador Tarkin para el ensayo del arma, sin embargo Vader le cuestiona que no lo convoco para escuchar sus quejas y le informa que el proyecto Estrella de la Muerte ha sido encubierto ante el Senado Imperial, ya que el Imperio Galáctico se ha encargado de informarles a los senadores imperiales que Jedha supuestamente había sido destruida en un accidente de minería, también le aconseja a Krennic que no descanse hasta que pueda asegurarle al Emperador que Galen Erso no ha comprometido el arma en absoluto. Posteriormente el director le pregunta a Vader si este aun esta al mando del proyecto y si le informara al Emperador de su solicitud, sin embargo Vader estrangula a Krennic con la Fuerza por faltarle el respeto y desestima su apelación, también le advierte diciendo:"¡Cuide que sus aspiraciones no lo ahoguen, director!". Posteriormente Vader se retira de la escena y suelta al director Krennic, dejando a este último pensativo y bastante aterrado por la advertencia.

Mientras tanto en Yavin IV, la Alianza Rebelde inicia una reunión de emergencia sobre la situación actual, ya que aunque Galen Erso esta muerto, la Estrella de la Muerte ya esta totalmente operativa y no saben que hacer para contrarrestar esta amenaza, Jyn por su parte en medio de la audiencia con la Alianza Rebelde les propone un plan para robar los planos técnicos del arma que se encuentran en la Base y Ciudadela Imperial ubicada en el planeta Scarif, ya que sino lo hacen, estarán condenando a toda la galaxia a una eternidad de sumisión y que cada paso que dan es un camino a las cenizas de Jedha. Sin embargo mayoría de los rebeldes, incluyendo la cúpula de la Alianza, no le conceden credibilidad alguna al plan propuesto por Jyn y se resignan a la imposibilidad de derrotar al Imperio Galáctico, rechazando oficialmente el plan de atacar a la Ciudadela Imperial del planeta Scarif y la cúpula de la Alianza menciona sus intenciones de iniciar la inmediata rendición y pedir clemencia ante el Imperio Galáctico, para que estos últimos no tomen represalias contras sus respectivos planetas y sistemas. Sin embargo, Cassian, K-2SO, Bodhi, Chirrut, Baze, Melshi y un grupo de rebeldes están dispuestos a apoyar a Jyn en su plan, ya que según Cassian todos y cada uno de los voluntarios han hecho cosas terribles en pro de la Alianza Rebelde y que jamás se lo perdonarían si se rindieran ahora.

Los rebeldes abordan la nave imperial robada, se camuflan como una cuadrilla imperial bajo el nombre de «Rogue One» y toman rumbo al planeta Scarif, mientras tanto la senadora Mon Mothma habla a solas con Bail Organa sobre que es lo que harán ahora, ya que a diferencia de los demás miembros de la cúpula de la Alianza, ella confía en algo de veracidad en las palabras de Jyn, pero Bail por su parte decide volver a su planeta natal Alderaan para informarle a su pueblo de las malas noticias y que deben prepararse para lo peor, además de ello Mothma le menciona que si llamara también a su amigo el Jedi y Bail le responde que este sirvió firmemente en la guerra de los clones y que desde entonces ha vivido exiliado desde la Purga Jedi perpetrada por el Emperador Palpatine y esta de acuerdo con llamarlo, entonces Mon Mothma le menciona que necesitara una persona de confianza para que vaya por él y Bail le menciona que conoce a alguien a quien le confiaria su vida para realizar dicha misión, mientras tanto el grupo «Rogue One» llegan hasta la órbita del planeta Scarif y consiguen el permiso para atravesar el escudo atmosférico que rodea al planeta. Mientras que una parte del grupo inspecciona la base militar, la otra coloca explosivos con el fin de distraer las patrullas imperiales. En el transcurso de esta maniobra, surge una fuerte batalla, cuyas dimensiones aumentan cuando aparece la Flota de la Alianza, dirigida por el almirante Raddus (Paul Kasey) y el piloto Antoc Merrick (Ben Daniels). Sin embargo, pocas naves rebeldes logran ingresar al interior del planeta Scarif antes de que el escudo sea cerrado. La batalla en tierra se complica con la llegada de caminantes imperiales AT-AT y la muerte de muchos soldados rebeldes, entre ellos Melshi y Merrick, este último cuando su X-Wing es derribado en el aire por un caza imperial.

Jyn y Cassian entran disfrazados de oficiales imperiales a la sala de archivos de la base militar, mientras el robot K-2SO protege la entrada a esta sala, armado con un blaster. Mientras tanto, Jyn logra tomar el medio de almacenamiento donde se encuentran los planos de la Estrella de la Muerte, según las instrucciones de su padre, el científico Galen. Sin embargo un grupo de tropas imperiales se acercan al lugar por lo que el droide K-2SO decide sellar la entrada y se sacrifica para contener a las tropas imperiales y ganar tiempo para sus compañeros busquen otra salida. Por otro lado, Krennic llega a la base y localiza a los rebeldes, incapacitando a Cassian mientras Jyn logra salir del complejo con el fin de transmitir los planos a la flota. Mientras tanto, Chirrut y Baze se sacrifican para activar el interruptor principal, que permite comunicación con el exterior. Esto permite a Bodhi avisar a la flota de la necesidad de apagar el escudo para recibir la transmisión con los planos del arma, justo antes de que una granada entre a su nave y explote, matándolo.

Finalmente, Krennic encuentra a Jyn en el exterior del complejo militar, pero ella es salvada por Cassian, quien dispara y hiere fuertemente a Krennic, poco después de que el director se entere de la existencia de un punto débil en la estación, la cual Galen Erso había dejado deliberadamente en el diseño de la misma, esto en venganza de lo que le hicieron sufrir a él y su familia. Mientras tanto en el espacio exterior, los cazas rebeldes disparan torpedos de iones contra uno de los cruceros imperiales que custodiaban el planeta y lo dejan deshabilitado de energía, momento que el almirante Raddus aprovecha para usar una corbeta Hammerhead de la Alianza Rebelde, para hacer que esta última golpe deliberadamente el costado derecho del crucero imperial inhabilitado y comience a empujarlo hasta hacerlo chocar contra del otro crucero imperial y los destruyen, gracias a este acto de la alianza, los restos del crucero imperial destruido inmediatamente se estrellan contra la base de operaciones que controla el escudo planetario y consiguen desactivarlo, para que momentos después Jyn pueda transmitir los planos de la Estrella de la Muerte hacia la nave insignia de la flota rebelde de Raddus, el Profundidad, en la órbita del planeta Scarif. Desafortunadamente la Estrella de la Muerte llega a la órbita del planeta Scarif, en donde el Gobernador Tarkin, con tal de frustrar el robo de los planos ordena disparar a potencia limitada de un reactor contra la base de Scarif, destruyendo instantáneamente la antena de transmisión y toda la base imperial (y a Krennic con ella) con tal de evitar el robo de los planos por parte de los rebeldes, pero ya es demasiado tarde. Por otro lado, Jyn y Cassian se reconcilian y logran escapar del complejo militar, pero como no tienen una nave de transporte para poder salir del planeta, estos mueren abrazados en la playa del complejo tras ser alcanzados por la colosal onda expansiva de la explosión nuclear provocada por el arma.

La flota rebelde, tras recibir los planos de la Estrella de la Muerte desde el planeta Scarif, se preparan para iniciar la retirada del sistema y regresar al planeta Yavin IV, pero solo algunas naves pueden saltar al hiperespacio antes de ser interceptados por una escuadra de destructores imperiales comandada por el mismo Darth Vader, que salta del hiperespacio frente a ellos destruyendo un gran número de naves rebeldes y deja incapacitada la fragata rebelde Profundidad, en eso un oficial le anuncia a Darth Vader que han logrado inutilizar la nave insignia rebelde, pero también le informan que la misma recibió una transmisión del planeta minutos antes de su llegada, por lo que Darth Vader le ordena preparar a su escuadrón de abordaje, para encargarse del asunto personalmente. Mientras la nave de abordaje Imperial se acerca, los soldados rebeldes a bordo del Profundidad consiguen copiar la información de los planos de la Estrella de la Muerte en una tarjeta de memoria y comienzan la inmediata evacuación de la nave, pero justo en ese momento la nave es abordada por el mismo Darth Vader, el cual masacra sin piedad y sin misericordia a casi todos los soldados rebeldes en los pasillos del Profundidad que se le cruzan en su camino su sable de luz color rojo carmesí, en su intento de recuperar la tarjeta de memoria con los planos del arma. Sin embargo Los rebeldes logran escapar con los planos a bordo de la corbeta rebelde Tantive IV, abandonando la fragata Profundidad antes de que el malvado lord Sith los alcanze en el puerto de carga de la nave. Mientras la corbeta Tantive IV se prepara para saltar al hiperespacio, la princesa Leia Organa (Ingvild Deila) recibe los planos y declara que son la esperanza de la rebelión. Concluido esto, la nave se pone en marcha y se aleja por el hiperespacio en dirección al planeta Tatooine.

Rogue One: una historia de Star Wars - Película