South Park

Los protagonistas son cuatro chicos: Stan Marsh, Kyle Broflovski, Eric Cartman y Kenny McCormick. A lo largo de la serie se siguen sus aventuras en South Park,​ un pequeño y ficticio pueblo montañoso en el condado de Park, en Colorado, en el que viven el resto de personajes: estudiantes, familias, personal del colegio y otros residentes. En las primeras tres temporadas cursan tercero de primaria, y a partir de la cuarta temporada suben a cuarto grado.​

Stan Marsh suele ser el líder del grupo y es representado como un personaje normal y maduro.​ Kyle Broflovski es su mejor amigo, es judío y es el personaje con mayor ingenio de los cuatro. Los creadores declararon que idearon a Stan pensando en Trey Parker, mientras que Kyle se hizo a semejanza de Matt Stone.​ Eric Cartman se presenta como el antagonista principal de la serie; un chico gordo, egoísta, malcriado, racista, antisemita y xenófobo que además rivaliza con Kyle. Aunque cuando se lo propone logra burlarlos demostrando su gran capacidad para salirse con la suya, normalmente es atrapado ya que pierde el control de sus proyectos.​ El cuarto chico, Kenny McCormick, procede de una familia muy pobre y debido a que su anorak le tapa la boca, el espectador no entiende lo que dice. Durante las primeras cinco temporadas Kenny moría en casi todos los episodios, para regresar en el siguiente sin una explicación lógica. Al final de la quinta temporada el personaje murió de forma "definitiva" y no apareció hasta el final de la sexta temporada. Desde entonces, la técnica de matar a Kenny ha disminuido.​ Los chicos utilizan un lenguaje vulgar, ya que los creadores querían mostrar cómo hablan realmente los niños cuando están solos.

Conforme a su desarrollo, han aparecido personajes secundarios cuyo protagonismo ha aumentado hasta el punto de considerarse parte del elenco principal. Butters Stotch, inspirado en el coproductor Eric Stough, ganó protagonismo como reemplazo de Kenny en la sexta temporada y presenta una personalidad inocente y amable, razón por la que suele ser objeto de bromas crueles. Cuando Kenny volvió, Butters es apartado del grupo.​

Los guiones reflejan historias y eventos -muchas veces sobrenaturales y extraordinarios- que rompen la monotonía del pueblo.​ Los chicos suelen ser la voz de la razón, mientras que el resto de personajes (y especialmente los adultos) actúan de forma irracional. De hecho, Stan y Kyle suelen tener un pensamiento más lógico que el de los adultos en la mayoría de episodios.​ Su rol trata de criticar muchas veces el comportamiento contradictorio e hipócrita de buena parte de la sociedad estadounidense.