Star Wars: Episodio VIII - Los últimos Jedi

Tras la muerte de Han Solo y de la destrucción de la Base Starkiller en una batalla entre la Resistencia y la siniestra Primera Orden, Rey viaja hacia el lejano planeta oculto Ahch-To en el Halcón Milenario para así encontrarse con el legendario maestro Jedi Luke Skywalker, convertirse en su aprendiz y empezar a entrenar guiándose en los caminos de la fuerza para poder enfrentarse con el malvado Kylo Ren, hijo de Han y Leia quien fue seducido por el lado oscuro de la Fuerza, y acabar con él así como también con el maestro de este, el misterioso Líder Supremo Snoke.

La Resistencia encabezada por la general Leia Organa ha logrado contener temporalmente a la siniestra Primera Orden, un nuevo grupo militar nacido de las cenizas del Imperio Galáctico que sigue siendo una grave amenaza para los planetas libres de la galaxia, bajo el liderazgo del General Hux (Domhnall Gleeson) y del misterioso Snoke.

Por su parte, Kylo Ren y los Caballeros de Ren, un grupo de guerreros del lado oscuro liderados por el Líder Supremo Snoke, tratan de comprender cómo pudo ser derrotado por Rey la última vez que se enfrentaron, y buscan la forma de vengarse de ella.​

Los guerrilleros de la Resistencia evacuan su base principal de D'Qar en el sistema Ileenium, cuando una flota de la Primera Orden llega al planeta. Después de la pelea, los buques de Resistencia saltan al hiperespacio para escapar. Leia reprende a Poe Dameron por un contraataque exitoso pero costoso, mientras que el líder supremo Snoke reprende al General Hux por su fracaso en bloquear la evacuación.

Hux, sin embargo, está rastreando a la Resistencia y comienza una larga persecución, con la Resistencia confiando en la movilidad y los escudos de sus naves espaciales para sobrevivir mientras sus suministros de combustible disminuyen. Durante una batalla, Kylo Ren duda si atacar a la nave de la resistencia después de sentir la presencia de su madre Leia a bordo. Los cazas TIE destruyen el puente de la nave y matan a muchos miembros de la Resistencia que estaban en el puente, lanzando a gran parte al espacio exterior. Sin embargo Leia a pesar de estar expuesta a la atmósfera cero del espacio exterior, consigue regresar a la nave mediante el uso de la Fuerza, pero desafortunadamente este acto la deja incapacitada por la exposición a la atmósfera cero y es llevada a la enfermería para recibir atención médica, dejando a la vicealmirante Amilyn Holdo al mando de la misión. Desaprobando la estrategia pasiva de la líder interina, Poe, Finn, BB-8 y la mecánico Rose Tico se embarcan en un plan secreto para desactivar el dispositivo de rastreo de la flota de la Primera Orden, para así poder escapar sin ser perseguidos.

Mientras tanto, en el planeta Ahch-To, Chewbacca, R2-D2 y Rey llegan a una enorme isla a bordo del Halcón Milenario, en donde Rey se encuentra con el maestro Jedi Luke Skywalker, quien en un principio de sorprende de ver a la joven. Durante el encuentro en la cima de un risco, Rey sin mediar palabra con Luke inmediatamente le entrega el Sable de luz de Anakin Skywalker, que Luke creyó haber perdido la última vez que se enfrentó a Darth Vader en la Ciudad de las Nubes en el planeta Bespin, pero con solo ver el sable de luz en la mano unos minutos, inmediatamente este lo tira a un lado y se niega a enseñarle los caminos de la Fuerza a Rey, debido a su fracaso en el pasado cuando enseñaba a Kylo Ren, e incluso se mantiene reticente tras enterarse de la muerte de Han Solo.

Sin el conocimiento de Luke, Rey y Kylo Ren empiezan a comunicarse entre ellos a través de visiones. Una noche, mientras Chewbacca está sentado frente a una fogata acompañado por los "Porgs", unas aves nativas de Ahch-To, Luke se infiltra secretamente en el Halcón Milenario y se encuentra con el droide R2-D2, quien se alegra de volver a verlo después de tanto tiempo, pero le contesta que no va a volver. R2-D2 inmediatamente le muestra la grabación holográfica que tenía su memoria de hace treinta años, de cuando Leia envió una señal de auxilio a Obi-Wan Kenobi, con los planos robados de la primera Estrella de la Muerte dentro del droide. Después de ver dicha grabación y recordar las palabras de su amigo Obi-Wan Kenobi, Luke finalmente accede a entrenar a Rey en los caminos de la Fuerza al día siguiente, pero con la condición de que le daría solo tres lecciones. En la primera lección, Rey siente la naturaleza de la isla a través de la Fuerza, revelando el carácter dual de ésta (vida, muerte, descomposición, paz, violencia, calor, frío, etc.), el balance entre esa dualidad y más allá de eso, la misma Fuerza. Luke le enseña que esa es la lección, que la Fuerza no es algo exclusivo de los Jedis, sino que es todo lo que rodea e impregna a todos los seres vivos y objetos, y que decir que sin los Jedis no hay luz es vanidad.

En la segunda lección, Luke le dice que los Jedis han sido divinizados tras extinguirse, pero que su legado es el fracaso ya que fueron demasiado arrogantes y egoístas, permitiendo en la cima de su poder el ascenso de los Sith bajo el control de Darth Sidious y la creación del Imperio Galáctico. También se revelan los fallos que tuvo Luke como maestro Jedi. Luke y Kylo Ren le dan a Rey explicaciones diferentes sobre el incidente que inclinó a Ben Solo hacia el lado oscuro de la Fuerza y por qué Luke llevaba el estilo de vida de un ermitaño. Si bien Luke explica que intentó detener a Ben Solo en ese entonces cuando este estaba siendo llamado por el Lado Oscuro de la Fuerza, Ben Solo por su parte le asegura a Rey, que Luke en realidad trato ejecutarlo mientras dormía. Tras revelarse esto, Rey inmediatamente se enfrenta a Luke y le exige saber toda la verdad de aquel incidente, resulta que en aquella ocasión, Luke vio una inmensa oscuridad en el corazón de Ben, ya que este sintió que se acumulaba lentamente en él y que la había visto por breves instantes durante su entrenamiento, pero después de que vio el interior de su sobrino se dio cuenta de que era mucho peor de lo que había imaginado, ya que Snoke había corrompido su corazón poco a poco sin que este se diera cuenta, tras lo cual Luke sin pensarlo un segundo y sin titubear encendió su sable de luz por instinto. Sin embargo, este se arrepintió en el último segundo y se quedó con la vergüenza de lo que estaba haciendo y con las consecuencias de sus actos, luego menciona que lo último que vio de Ben Solo, cuando este despertó, fue la mirada de un joven asustado, cuyo maestro y principalmente tío suyo lo había traicionado. Incapaz de convencerlo de unirse a la Resistencia y de que puede reconvertir a Kylo Ren, ya que aún hay luz en él, Rey deja Ahch-To sin Luke para enfrentarse a Kylo Ren sola. Mientras que Luke por su parte intenta quemar el árbol del templo que contiene los libros de la Orden Jedi, pero es visitado por el fantasma del maestro Yoda, al cual Luke le menciona que terminara con todo: los textos, el templo y los Jedi de una vez por todas, pero justo cuando está a punto de incendiar el templo, este se arrepiente de hacerlo, sin embargo Yoda por su parte decide destruir el templo con un rayo que controla gracias a la Fuerza, a pesar de ser un fantasma. Al ver el templo en llamas, Luke intenta sacar los libros de la Orden Jedi que están dentro, pero una explosión lo empuja para atrás y finalmente termina en el suelo. Mientras contempla el incendio, Luke le pregunta al maestro Yoda si era tiempo que la Orden Jedi se extinga para siempre, pero Yoda por su parte le menciona a Luke de que es tiempo de que el vea más allá de un motón de viejos libros de la Orden Jedi, libros que ni siquiera Luke en su momento leyó he ignoro su sabiduría, también le menciona que no había nada en esa biblioteca y en los textos de la Orden Jedi que la joven Rey ya de por si necesite saber, luego le responde a Luke que aún sigue mirando al horizonte y nunca en el ahora, especialmente a lo que tiene frente a él, en eso Luke rápidamente se da cuenta de que este fue alguien débil, insensato y a la vez tonto, posteriormente Yoda le menciona que por culpa de eso fue que perdió a Ben Solo la última vez y que con Rey no deben cometer el mismo error, sin embargo Luke le cuestiona diciendo: "No soy capaz de ser quien ella me pide ser." Sin embargo Yoda le responde diciendo: "Lo que digo no escuchas o si, transmite lo que has aprendido", también le menciona a Luke que su peor defecto siempre fue la debilidad y el fracaso especialmente, además le explica en forma de lección a Luke diciendo: "El mejor maestro, el fracaso es". Finalmente Luke se queda pensativo y admite que estaba completamente equivocado en lo que él creía y empieza a reflexionar de sus errores pasados, momentos después el maestro Yoda se sienta aun lado de Luke mientras observan juntos el incendio y donde Yoda le responde diciendo: "Luke, somos lo que llegamos a ser, esa es la gran carga de todo maestro", luego ambos se quedan observando como el árbol del templo Jedi se incinera.

Mientras tanto Holdo revela su plan de evacuar discretamente a los miembros restantes de la Resistencia usando pequeños transportes. Al creer que sus acciones son cobardes y arriesgadas, Poe instiga un motín. Devuelta en Canto Bight, Finn, Rose y BB-8, tratan de escapar causando un tumulto creado en un casino del planeta, lleno de vendedores de armas para la Resistencia y la Primera Orden, reclutan al pirata informático DJ, creyendo que podrá ayudarlos a desactivar el dispositivo de rastreo. Este le comenta a Finn del negocio oculto de los vendedores de armas con base en la guerra sostenida entre ambos bandos. Se infiltran en la nave principal de la Primera Orden, pero son capturados por la Capitana Phasma justo cuando estaban a punto de destruir el dispositivo, aunque BB-8 logra escapar.

Rey aterriza en la misma nave en una cápsula enviada por el Halcón, siendo capturada por Kylo Ren al llegar, quien la lleva a Snoke. Durante una confrontación con este, Rey trata de convencer a Kylo de unirse a la Resistencia. Una vez que llegan a la sala del trono, el Líder Supremo Snoke revela que él controló la conexión mental entre ella y Kylo como parte de un plan para destruir a Luke. Tras ordenar matar a Rey una vez que obtenga la ubicación de Skywalker, Kylo, en vez de ejecutar a Rey, termina traicionando y cortando por la mitad a su maestro, Snoke.

Rey y Kylo trabajan juntos para matar a los guardias pretorianos de Snoke. Sin embargo, Kylo le pide a Rey que gobierne la galaxia con él, revelándole la verdad sobre sus padres (que eran unos simples chatarreros de Jakku que la vendieron por bebida, y que esa verdad ella ya la sabía pero la había negado), pero esta última se niega y le pide que se una a la Resistencia pero Ben Solo se niega. Sin más remedio Rey decide tomar usando la Fuerza el sable de Luz de Anakin Skywalker, que actualmente está en posesión de Rey, pero Ben Solo intenta quitárselo con la Fuerza, pero en medio de un fuerte forcejeo con la Fuerza entre ambos, el sable de luz de Anakin Skywalker se empieza a sobre calentar desde el cristal Kyber en su interior y termina explotando y rompiéndose por la mitad, dejando inconsciente a Kylo y permitiendo a Rey escapar de la nave. Tras ser encontrado por Hux, que se aprestaba a dispararle con un bláster mientras estaba tirado en el suelo, Kylo se proclama a sí mismo como el nuevo líder supremo.

Una vez recuperada, Leia neutraliza a Poe y permite que la evacuación comience. Holdo decide permanecer en la nave principal para proporcionar cobertura, mientras los otros escapan a una antigua base de la Alianza Rebelde en el planeta Crait. Cuando Poe despierta, Leia le explica que los transportes de evacuación no pueden ser rastreados por la Primera Orden, y que la base rebelde en Crait está altamente fortificada. Sin embargo, DJ revela el plan de la Resistencia a la Primera Orden, y los transportes son atacados con grandes pérdidas, pero Holdo se sacrifica golpeando con el transporte principal a la nave de mando y la flota de la Primera Orden a la velocidad de la luz para detener el bombardeo. BB-8 libera a Rose y Finn con un AT-ST, y estos escapan después de derrotar y matar a Phasma, y se unen a los sobrevivientes de la evacuación. Cuando llega la Primera Orden a Crait, Poe, Finn y Rose lideran una carga con deslizadores viejos, pero reciben fuego pesado. El Halcón llega y atrae a los cazas TIE, mientras que Rose queda gravemente herida tras salvar a Finn de una misión suicida para destruir el cañón enemigo principal, que luego hace un agujero en la fortaleza de la Resistencia.

Tras intentar contactarse con el Borde Exterior, Leia y los demás se enteran que se escuchó la señal dentro de los planetas ubicados ahí, pero que nadie respondió. En ese instante, Luke aparece ante Leia. Tras una despedida emotiva, decide enfrentarse solo a Kylo y a la artillería de la Primera Orden. Finn intenta ayudar a Luke, pero Poe lo convence de que ellos son la chispa que prenderá el fuego que terminará con la Primera Orden, y que Luke les está dando tiempo para escapar. Tras resistir a un ataque de fuego pesado, Luke se enfrenta en un duelo de sables de luz contra Kylo, donde luego de esquivar repetidamente los ataques de su antiguo alumno, Skywalker es aparentemente golpeado por el sable de luz de Kylo, pero posteriormente se descubre que Kylo solo ha estado luchando contra una proyección generada por la Fuerza y que el verdadero Luke todavía está en Ahch-To. Luke, desafiante, le dice a Kylo que la rebelión ha renacido, que la guerra solo está comenzando y que él no será el último Jedi. Mientras tanto, Rey, usando la Fuerza, limpia un túnel bloqueado por las rocas detrás de la base, para que los guerrilleros restantes de la Resistencia puedan escapar a bordo del Halcón Milenario.

En Ahch-To, Luke agota todas su energías por crear la sombra de fuerza y se derrumba contra el suelo mientras observa el atardecer del planeta, recordando un poco su pasado y también decide encomendarle todo a Rey y finalmente muere y su cuerpo se desvanece de igual manera que lo hicieron sus antiguos maestros, Obi Wan Kenobi y Yoda, haciéndose uno con la Fuerza. Por otro lado, Rey y Leia sienten la muerte de Luke, pero en eso Rey dice que la muerte de este no fue con sufrimiento ni dolor, sino con paz y propósito.

En el Halcón, uno de los compartimentos contiene los libros antiguos de la Orden Jedi que estaban en Ahch-To (principalmente el que Rey quería abrir al principio). Leia les asegura a todos que la rebelión tiene todo lo que se necesita para volver a levantarse y luego observa el sable de luz destruido de Anakin Skywalker, que Rey logró recuperar y llevarse consigo.

Como imagen final, en Canto Bight, unos niños esclavos están jugando con unos muñecos narrando las hazañas de Luke Skywalker, hasta que son interrumpidos por su cruel amo. Uno de los niños (el que ayudó a escapar a Finn y Rose), resulta ser sensible a la Fuerza. Ya que este toma una escoba usando la habilidad telekinética, la cual empuña como si fuera un sable de luz y mira con esperanza al cielo (se muestra que tiene en su dedo el anillo de la Resistencia que Rose le entregó), símbolo de que el sacrificio de Luke ha encendido la luz de la esperanza en la galaxia y marca el devenir de una nueva generación de Jedi.

En mitad de los créditos, aparece un homenaje a Carrie Fisher, actriz de Leia Organa fallecida un año antes del estreno de la película.


Star Wars: Episodio VIII - Los últimos Jedi - Película