Venom

Es la primera película del Universo de Personajes de Marvel de Sony Pictures.

El periodista Eddie Brock (Tom Hardy) comienza a investigar la Fundación Vida, dirigida por el científico Carlton Drake (Riz Ahmed). Al descubrir que realizan experimentos con seres humanos y formas de vida alienígena, hará todo lo posible por sacar a la luz este tipo de excesos. Tarea que le afectará en lo profesional, y en lo personal con su novia Anne (Michelle Williams). Así que, tratando de obtener evidencias de un extraño organismo independiente llamado simbionte, una de las criaturas escapa, tomando a Eddie como huésped. Un extraño y poderoso ser al que algunas veces intenta controlar, pero también se dejará llevar.

Mientras explora el espacio para nuevos mundos habitables, un cohete perteneciente a la Fundación Vida, una corporación de bioingeniería, descubre un cometa cubierto de formas de vida simbióticas. Traen cuatro muestras de vuelta a la Tierra, pero una se escapa y hace que la nave se estrelle en Malasia. La Fundación Vida recupera las otras tres y las transporta a su centro de investigación en San Francisco, donde el CEO Carlton Drake (Riz Ahmed) se entera de que los simbiontes no pueden sobrevivir sin algún anfitrión que respire oxígeno, que a menudo rechazan la simbiosis y los terminan matando en el proceso. El periodista de investigación Eddie Brock (Tom Hardy) lee sobre los juicios humanos contra Drake en un documento clasificado en posesión de su novia Anne Weying (Michelle Williams), una abogada involucrada en la preparación de una demanda de defensa para la Fundación Vida. Durante una entrevista, Brock cuestiona la honestidad de Drake y su empresa citando la información clasificada que leyó en los documentos de Anne, lo que hace que tanto Brock como Weying pierdan sus empleos acusados de difamación y prácticas poco transparentes. En consecuencia, Weying termina su relación con Brock, quien pierde su reputación y estilo de vida.

Seis meses después, Drake está obsesionado con lograr una simbiosis exitosa. Brock es abordado por Dora Skirth (Jenny Slate), una de las científicas de Drake que no está de acuerdo con sus métodos, y quiere ayudar a Brock a exponerlo. Ella lo ayuda a entrar en el centro de investigación para buscar pruebas, donde se entera de que un conocido suyo, una mujer sin hogar llamada María, se ha convertido en uno de los sujetos de prueba de Drake. Brock intenta rescatar a María, pero ella lo ataca y el simbionte que la posee se traslada a Eddie, para posteriormente dejarla muerta. Brock se escapa, pero pronto comienza a mostrar síntomas extraños y busca ayuda con Weying. Su nuevo novio, el Dr. Dan Lewis (Reid Scott), examina a Brock y descubre al simbionte. Mientras tanto, Drake ejecuta a Skirth por su traición, exponiéndola al simbionte cautivo restante, hasta que finalmente muere.

Drake envía mercenarios para recuperar el simbionte de Brock, pero este se manifiesta alrededor del cuerpo de Brock como una criatura monstruosa que lucha contra los atacantes. Tomando refugio fuera de la ciudad, el simbionte se comunica con Brock y se presenta a sí mismo como Venom. Explica que el cometa es una fuerza invasora que busca nuevos mundos donde los simbiontes pueden poseer y devorar a los habitantes. Venom ofrece salvar a Brock si ayuda a los simbiontes a lograr su objetivo, y Brock pronto viene a disfrutar de los atributos sobrehumanos que el simbionte le ofrece. Brock irrumpe en su antiguo lugar de trabajo para entregar la evidencia de los crímenes de Drake, pero es rodeado por oficiales SWAT, salen y se transforman una vez más para escapar. Weying es testigo de esta transformación y lleva a Brock a la oficina de Lewis, donde le revelan que el simbionte está pudriendo lentamente sus órganos internos. Brock también descubre que el simbionte también tiene dos debilidades; la primera son los ruidos sumamente agudos y la segunda es el fuego. Aunque el simbionte afirma que el daño a los órganos es una parte solucionable de su simbiosis, Weying usa una máquina de resonancia magnética para debilitar al simbionte el tiempo suficiente para que Brock se separe de él y Brock se despide furiosamente del simbionte luego de descubrir que el mismo lo estaba matando, pero justo cuando Eddie se disponía a retirarse del hospital, rápidamente es capturado por los hombres de Drake.

Mientras tanto, el cuarto simbionte, Riot, se abre camino desde Malasia a San Francisco saltando de un cuerpo a otro hasta encontrar a Drake y unirse a él, quien acepta usar la sonda espacial de la Fundación Vida para que Riot traiga al resto de los simbiontes a la Tierra. Weying se une con Venom y rescatan a Brock de ser ejecutado. Cuando Brock y Venom vuelven a unirse, este último declara que ha sido convencido para ayudar a proteger a la Tierra de su especie a través de sus interacciones con Brock, ya que según sus propias palabras, en su mundo natal Venom no es nadie. Rápidamente la pareja intenta detener a Riot y Drake con la ayuda de Weying, iniciando una brutal e igualada pelea a pesar de que Riot pertenece a una estirpe superior y más poderosa; tras herir mortalmente a Brock mientras esta separado de Venom, Riot y Drake abordan la nave, pero Venom logran dañar el depósito de combustible causando que explote y mate a Riot y Drake. Posteriormente, Venom se sacrifica transformándose en un paracaídas que proteja a Brock de la caída y la explosión, aunque le significa ser incinerado por las llamas.

Algunos meses después Weying se reúne con Brock, quien ha podido limpiar su nombre y retomar su carrera, sin embargo, algunas actitudes de su exnovio la hacen sospechar que el simbionte no murió en la explosión. Tras despedirse, se confirma que Venom no solo sobrevivió y sigue ligado al periodista, sino que se ha encariñado y asegura que en un futuro hará que se reconcilien; mientras tanto, ambos permanecen en secreto y se disponen a proteger la ciudad, matando a criminales. En una escena post-créditos, Brock es invitado a entrevistar al asesino en serie encarcelado, Cletus Kasady (Woody Harrelson), quien promete una "matanza" cuando escape.