Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald

En 1927 ya han pasado algunos meses desde los eventos Animales Fantásticos y dónde encontrarlos, Gellert Grindelwald ha escapado de su encarcelamiento y ha comenzado a reunir seguidores para su causa: elevar a los magos por encima de todos los seres no mágicos. Dumbledore debe buscar la ayuda de su exalumno Newt para detener a Grindelwald.

En 1927, el poderoso mago tenebroso Gellert Grindelwald es mantenido como prisionero en el Magicongreso Único de la Sociedad Americana (MACUSA), donde su lengua le fue quitada para evitar que convenciera a los guardias de ayudarlo a escapar. Durante su traslado a Inglaterra, es liberado por uno de sus seguidores, el Sr. Abernathy, el ex-supervisor de Tina y Queenie en la MACUSA, gracias al uso de la poción multijugos, con la que intercambian sus apariencias. Grindelwald escapa y mata a sus captores, reemplaza su lengua con la de Abernathy, y le regala una lengua nueva, la de su mascota, un chupacabras.

Tres meses después, Newt Scamander está apelando ante el Ministerio de Magia Británico para que restauren sus derechos como viajero internacional, tras haberlos perdido en la destrucción de Nueva York, durante el incidente del Obscurus. En el Ministerio se encuentra con Leta Lestrange, una vieja "amiga" del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, quien está comprometida con su hermano mayor, Theseus Scamander. Durante la apelación, a Newt se le ofrece devolverle sus derechos si acepta trabajar para el Ministerio como un Auror, bajo la supervisión de su hermano. Sin embargo, Newt rechaza la oferta y el Ministerio le pide su ayuda para encontrar a Credence Barebone, quien aparentemente había sido asesinado en la ciudad de Nueva York, pero que ha sido visto de nuevo en Europa. Mientras tanto, Grindelwald ha aumentado su poder. Él y sus seguidores creen que los magos, en especial los de sangre pura, deben gobernar sobre los demás. 

Es la secuela de Animales fantásticos y dónde encontrarlos, película basada en el libro de 2001 con el mismo nombre escrito por J. K. Rowling. Es la segunda entrega de la serie de Animales fantásticos y la décima en general de la franquicia que comenzó con la serie de Harry Potter.

Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald