Animales fantásticos: Los secretos de Dumbledore

La historia, que tiene lugar en Bután y en Berlín, Alemania, ocurre varios años después de los eventos de Los crímenes de Grindelwald y sigue la participación de los seguidores de Grindelwald en el Mundo Mágico, años antes de la Segunda Guerra Mundial en el Mundo de los Moggles.​ Con el poder de Grindelwald en aumento, Albus Dumbledore encomienda a Newt Scamander y sus amigos una misión que los llevará a enfrentarse con el ejército de Grindelwald, y al mismo tiempo, provocará que él mismo reflexione sobre cuánto tiempo permanecerá al margen en la guerra que se avecina.

En 1932, en Kweilin, China, el magizoólogo británico Newt Scamander ayuda a un Qilin, una criatura mágica que puede ver en el alma de una persona, así como el futuro, a dar a luz, pero su encuentro es súbitamente interrumpido cuando unos acólitos del mago tenebroso Gellert Grindelwald, dirigidos por Credence Barebone, atacan y matan a la madre y secuestran a la cría recién nacida. Al regresar de vuelta a Nurmengard, el mismo Grindelwald recibe a la criatura y posteriormente la mata, cortándole la garganta, para luego aprovechar su capacidad de precognición. Por otro lado, Newt sobrevive a la emboscada y se reúne con la moribunda madre del Qilin, donde este le pide disculpas por no poder salvar a su cría, sin embargo la moribunda madre Qilin le revela a Newt que en realidad había dado a luz a dos gemelos, siendo este último el más joven, por lo que Newt acoge a este último y le promete a la madre de este que lo cuidara con su vida y finalmente la madre Qilin muere.

 La secuela de Animales fantásticos y dónde encontrarlos (2016) y Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald (2018), es la tercera entrega de la serie de películas de Animales fantásticos y la undécima de la franquicia Wizarding World.

Animales fantásticos: Los secretos de Dumbledore