Annabelle

La cinta empieza con la misma secuencia vista en The Conjuring en la cual tres jóvenes son entrevistados por Ed y Lorraine Warren sobre sus experiencias con una muñeca a la que habían llamado Annabelle y que supuestamente estaba poseída.

Un año antes, tras la presentación, el argumento retrocede a 1970. John y Mia Form esperan a su primera hija. Mia es una amante de las muñecas, por lo que su marido le regala la muñeca que siempre ha estado buscando. Una noche mientras duermen, Mia escucha ruidos procedentes de la casa de sus vecinos: los Higgins. John va a investigar y al encontrar a sus dos vecinos muertos llaman a la policía, cuando un hombre y una mujer los atacan, hasta que la policía llega a su casa y acaba con el agresor masculino no sin que antes la mujer apuñale a Mia y luego se suicide mientras sostiene a la muñeca en brazos. Las noticias confirman que uno de los agresores era Annabelle Higgins, la hija desaparecida de sus vecinos y que al parecer se había unido a una comunidad satánica.

A pesar de las graves heridas, Mia da a luz a Leah, una niña sana. Sin embargo, esta le pide a su marido que se deshaga de la muñeca tras sufrir fenómenos extraños. Decididos a empezar una nueva vida, se marchan a un apartamento de Pasadena, California, donde la mujer descubre una nueva "sorpresa": la muñeca que su marido tiró al contenedor reaparece en una de las cajas de la mudanza y aunque atónitos por la extrañeza del asunto, está la coloca junto a las demás. A partir de ese día experimentarán varios sucesos paranormales que amenazan tanto la integridad del bebé como de la pareja. 

Annabelle - Película expedientes Warren