Dragón Ball Z: El ataque del dragón

En un mundo desconocido, un joven humanoide muere aplastado por un monstruo gigantesco que luego desaparece mientras una entidad invisible se ríe y anuncia que se dirige a la Tierra.

En una ciudad de la Tierra, Gohan y Videl, actuando como sus personajes superhéroes Gran Saiyaman y Gran Saiyaman 2, impiden que un anciano se suicide. El hombre se presenta como Hoi y les entrega una caja de música encantada, afirmando que un héroe llamado Tapion está atrapado en su interior y que es su única oportunidad para detener un mal que se aproxima. Una vez agotados todos los demás métodos para abrir la caja, se reúnen las Bolas de Dragón y se utiliza un deseo al dragón Shenron para abrirla. Tapion es liberado pero expresa su ira por haber sido liberado, explicando que en su interior se encuentra la mitad del feroz monstruo llamado Hildegarn que sólo la caja mantenía a raya. Tapion huye al aislamiento pero es visitado por Trunks que le toma cariño. La mitad inferior de Hildegarn no tarda en aparecer y comienza a atacar la ciudad. Gohan y Videl intentan luchar contra él hasta que Tapion toca una melodía en su ocarina que debilita a Hildegarn y hace que se desvanezca. Hoi afirma que Tapion es la verdadera amenaza y que la ocarina debe ser destruida, por lo que intenta robar el instrumento y, en la refriega que se produce, Trunks se apodera de él y opta por ponerse del lado de Tapion. Hoi huye y Tapion acepta a Trunks como amigo.

Una vez que ha revivido, Hildegarn arrasa la ciudad y se enfrenta a Goku, Gohan y Goten, que no son rivales para el poder y la velocidad del monstruo. Vegeta llega para unirse a la lucha, pero también es derrotado rápidamente, mientras que Trunks y Goten se fusionan en Gotenks y bombardean a Hildegarn con ráfagas de ki. Hildegarn entonces se transforma en una forma más poderosa y derrota a Gotenks sin esfuerzo.