Dragon Ball Z: El regreso del guerrero legendario

Tras su derrota, Broly emerge de una cápsula espacial que se estrelló en la Tierra tras escapar del cometa que destruyó a Nuevo Vegeta. Cae en la inconsciencia mientras repite el nombre "Kakarotto" y queda congelado dentro del cráter.

Siete años después, Goten, Trunks y Videl buscan las Bolas de Dragón y se encuentran con una aldea aterrorizada por un supuesto monstruo y un dudoso chamán que exige sacrificios humanos para apaciguarlo. Idean un plan para rescatar a la aldea poniendo un cebo al monstruo, pero cuando Goten provoca un obstáculo sin querer, Videl le da una bofetada y se pone a llorar. El monstruo, que se revela como un dinosaurio, es atraído y matado por Goten y Trunks. Ahora que la aldea está a salvo y el chamán ha sido exiliado, el grupo parte para continuar con su caza de las Bolas de Dragón. Sin saberlo, los gritos de Goten despiertan a Broly. Al caer la noche, el grupo descansa tras recoger seis de las siete Esferas del Dragon cuando se produce una fuerte erupción y Videl sale a investigar. Pronto se encuentra con Broly y lucha contra él, pero éste la despacha sin esfuerzo y ella queda inconsciente cuando llegan Goten y Trunks. Se enfrentan a Broly pero no son rivales para el bruto y huyen despavoridos. Gohan los salva mientras intentan reunir las esferas para desear que Broly se vaya. Gohan no es rival para Broly, que dirige una esfera de energía letal hacia Videl, Trunks y Goten. Angustiado, Gohan corre hacia ellos e intenta desviarla y consigue protegerlos de la explosión, pero ésta los deja a todos inconscientes.