Dragon Ball Z: Los Dos Guerreros del Futuro: Gohan y Trunks

En un futuro alternativo. Unos años después de la victoria de Goku contra Freezer, éste regresa a la Tierra y sucumbe a una enfermedad viral del corazón. La muerte de Goku (enfrente de las miradas atónitas de sus amigos), al ser el resultado de causas naturales, significa que ya no puede ser revivido con las Dragon Balls. Seis meses después, Piccoro, Vegeta, Krillin, Ten Shin Han, Yamcha y Chaoz son asesinados por el Androide N°17 y la Androide N°18. Con la muerte de Piccoro, el guardián de la Tierra, Kamisama, muere también y las Dragon Balls quedan inutilizadas de forma permanente, lo que hace imposible que nadie pueda ser revivido.

Trece años más tarde, los androides aterrorizan el planeta mientras que el único superviviente de la batalla, Gohan, intenta detenerlos repetidamente pero no lo consigue. Accede a entrenar a Trunks, (el hijo adolescente de Vegeta y Bulma), que está deseando ayudarle a derrotar a los androides. Gohan intenta provocar a Trunks lo suficiente como para desencadenar su transformación en Super Saiyajin, pero no lo consigue. Mientras los dos descansan de su entrenamiento, los androides atacan un parque de atracciones y Gohan los desafía una vez más. A pesar de ser un Super Saiyajin, Gohan se ve superado y Trunks acude en su ayuda. La Androide N°18 derrota fácilmente a Trunks obligando a Gohan a defenderlo. Mientras Gohan se esconde con su pupilo inconsciente en brazos, los androides, incapaces de encontrar sus objetivos, bombardean toda la zona con ráfagas de energía y se marchan. La pareja está a punto de morir y Gohan le da a Trunks su última Semilla del Hermitaño curativa para salvar su vida. Trunks se despierta y descubre que Gohan ha perdido su brazo izquierdo en el ataque y lo lleva a casa de Bulma, quien le salva la vida. Una vez curado, Gohan retoma el entrenamiento de Trunks. No mucho después, una enorme explosión estalla en una ciudad cercana. Aparentemente, Gohan permite que Trunks se una a él en la batalla esta vez, pero sin que Trunks lo sepa, Gohan lo golpea en la nuca y lo deja inconsciente, argumentando que Trunks es la última esperanza del futuro y que si muere en batalla con él, toda esperanza se habrá perdido y se marcha solo a enfrentarse a los androides.