Harry Potter y la cámara secreta

En 1992 Harry, Ron y Hermione regresan a Hogwarts para su segundo año, pero se abre una cámara misteriosa, oculta en la escuela, dejando a los estudiantes y fantasmas petrificados por un agente desconocido. Deben resolver el misterio de la cámara y descubrir su entrada para encontrar y derrotar al verdadero culpable.

Preparándose para una visita de un potencial cliente del tío Vernon, los Dursley confinan a Harry Potter en su habitación. Sin embargo este recibe la visita inesperada de Dobby, un elfo doméstico, que le advierte que no debe regresar a Hogwarts, ya que ahora el lugar no es seguro. Debido a la negativa de Harry, Dobby arruina la cena haciendo que los tíos culparan a Harry. Este incidente fuerza al tío Vernon a encerrar a Harry en su cuarto para que no pueda volver al colegio. Ron, Fred y George Weasley llegan en un volador Ford Anglia celeste 1967, rescatan a Harry y lo llevan a La Madriguera. Harry conoce a la hermana menor de Ron, Ginny, que se sorprende al verlo debido a que le gusta. Esta empieza su primer año en Hogwarts. También conoce al padre de Ron, Arthur Weasley.

Ese mismo día los Weasley y Harry parten hacia el Callejón Diagon para comprar los útiles escolares usando polvos Flu, unos polvos mágicos que permiten al usuario transportarse de un lugar a otro a través de una red de chimeneas, pero como Harry nunca había usado dicha red de transporte, Ron decide salir primero para demostrarle a Harry como funciona, luego Ron usando las palabras correctas se teletrasporta hacia su destino. Sin embargo, cuando es el turno de Harry, este en vez de decir: "Diagon", acaba por decir "Diagonal" y termina siendo teletrasportado accidentalmente al Callejón Knockturn y termina en un local llamado Borgin y Burkes. A pesar del error, Harry es encontrado por Hagrid y regresado nuevamente al Callejón Diagon encontrándose en el proceso con Hermione y nuevamente con la familia Weasley en la librería Flourish y Blotts. Al día siguiente, en la estación de King Cross, todos los Weasley logran pasar al andén 9 y 3/4, sin embargo Ron y Harry por su parte no pueden atravesar el pasaje, ya que el mismo se bloqueó por supuestamente llegar tarde (cuando en realidad fue Dobby el que la bloqueó). Al no tener más opción, Harry y Ron optan por robar el Ford Anglia volador y tratar de alcanzar el tren. Durante el recorrido, éstos consiguen llegar hasta las vías del mismo, pero justo cuando creen que lo están alcanzando, inadvertidamente el tren se aparece justo detrás de ellos y ambos escapan por poco de ser atropellados por el mismo, pero en el momento que Ron hace un giro brusco hacia la izquierda para salir de las vías, el auto empieza a girar en círculos, provocando que la puerta del asiento del pasajero inesperadamente se abra y deje a Harry colgado de la misma y a punto de caer hacia el vacío, sin embargo Ron se las arregla para ayudar a su amigo a subir de vuelta al auto. Después del susto y de ser casi atropellados por el tren, Harry y Ron optan por seguir en el Ford Anglia su camino directo a Hogwarts.

Harry Potter y la cámara secreta - Película