Harry Potter y la Orden del Fénix

Es el año 1995 y Harry regresa por quinto año a Hogwarts y descubre que el Mundo Mágico niega el regreso de Voldemort. Él toma el asunto en sus propias manos y comienza una organización secreta para luchar contra el régimen de Dolores Umbridge, el "Alto inquisidor" de Hogwarts, así como para aprender la práctica Defensa contra las Artes Oscuras.

En un caluroso día de verano, Harry Potter estaba en un parque cuando su primo Dudley Dursley y su pandilla Piers, Dennis, Malcolm y Gordon se burlaban de Harry, hasta que este ultimo ya bastante molesto, saca su varita y trata de atacarlos por sus constates insultos, pero repentinamente se aparece una tormenta por lo que todos huyen del lugar, mientras que Harry y Dudley llegan hasta un túnel para refugiarse de la lluvia, donde rápidamente son atacados por dos dementores de Azkaban. Sin embargo el joven mago, saca su varita y utiliza el encantamiento Patronus para librarse de ellos y salvar a su primo en el proceso, posteriormente Harry corre a socorrer a su primo, pero en ese momento se aparece la vecina de los Dursley, la Sra. Figg, quien le advierte a Harry de no guardar del todo su varita, ya que los dementores podrían regresar por represalias. Minutos después y estando escoltado por la Sra. Figg, Harry lleva a Dudley hasta la casa con sus tíos Vernon y Petunia, pero en ese momento Harry recibe una carta con un apercibimiento por parte del Ministerio de Magia por realizar el encantamiento Patronus en presencia de un muggle. Ante tal infracción por el uso de magia la carta le informa que ha sido expulsado del Colegio Hogwarts.

Al caer la noche, Alastor "Ojoloco" Moody, Nymphadora Tonks, Kingsley Shacklebolt, Elphias Doge y Emmeline Vancey rescatan a Harry de su casa y Kingsley le menciona que Dumbledore persuadió al Ministerio de suspender su expulsión hasta después de la audiencia y Tonks le menciona que se lo dirán todo en el cuartel. Lo conducen –mediante un vuelo con escobas– hasta una casa en Londres que resulta ser el hogar de Sirius Black, padrino del joven donde también están Remus Lupin, Arthur y Molly Weasley, la Profesora McGonagall y Severus Snape. En la casa están viviendo Ron Weasley y Hermione Granger junto con los magos que conforman la Orden del Fénix, un grupo dedicado a luchar contra Voldemort y sus mortífagos. Además de que Fred, George y Ginny también se encontraban en ese mismo lugar. En la cena, Tonks hace caras graciosas con animales y hace reír a Ginny, mientras que Sirius por otro lado le cuenta que el Ministerio de Magia se rehúsa a reconocer que el Señor Tenebroso regresó y que ahora está al acecho, como ocurrió al final de la película anterior.

Harry Potter y la Orden del Fénix