La monja - expedientes Warren

En 1952, en el monasterio de Cârţa, en Rumanía, las dos monjas que viven allí son atacadas por una presencia demoníaca invisible cuando entran en un túnel para recuperar una antigua reliquia cristiana. La monja de mayor edad, la hermana Jessica (Ani Sava) fallece, y la superviviente, la hermana Victoria (Charlotte Hope) huye del atacante, un demonio que aparece como monja, y luego se ahorca al saltar por una ventana. Durante el día, su cuerpo es descubierto poco después por Frenchie (Jonas Bloquet), un hombre encargado de transportar provisiones a las monjas.

El Vaticano se entera del incidente y envía a uno de sus sacerdotes que resuelve problemas, el Padre Burke (Demián Bichir), a investigar, junto con la joven novicia Irene (Taissa Farmiga). Los dos viajan a Rumanía y se encuentran con Frenchie, quien los lleva a la Abadía. Al llegar, descubren el cuerpo de la hermana Victoria sentado, a pesar de que Frenchie la acostó horizontalmente. Quitan una extraña llave de su cadáver. Una vez dentro, se encuentran con la abadesa, quien les informa que las monjas tienen un voto de silencio por la noche, pero que pueden regresar al día siguiente, ofreciéndoles alojamiento en el convento cercano. Frenchie es atacado por el cadáver de la monja que se suicidó cuando regresa al pueblo, pero logra escapar. El padre Burke le dice a la hermana Irene que años atrás un niño al que exorcizó resultó fatalmente herido durante el exorcismo y Burke lleva desde entonces la culpa con él. Esa noche, la entidad demoníaca aterroriza a la pareja. Burke es rescatado por Irene luego de ser enterrado vivo en el cementerio. Descubren que el ataúd también está lleno de libros antiguos sobre demonios.

La monja - Película expedientes Warren